Brasil envió a Washington a la Chepa por acusaciones de tráfico de cocaína. Si es culpable le darán de 10 años de cárcel hasta cadena perpetua

En un operativo coordinado por la DEA entre Estados Unidos y Brasil el mexicano José González fue trasladado a Washington para comparecer ante un juez.

Y es que un jurado del Distrito de Columbia emitió una orden de encausamiento contra González, el 26 de octubre de 2016.

Por ello, en diciembre de 2017 el sospechoso fue arrestado por la Policía brasileña en la ciudad Fortaleza, donde quedó detenido a la espera del trámite de extradición.

En ese sentido los portales de información indican que en caso de ser declarado culpable, podría pasar al menos 10 años de prisión.

Aunque, indican, también podría ser condenado a cadena perpetua.

Además, para su captura las autoridades de Estados Unidos había ofrecido 5 millones de dólares en recompensa.

En ese sentido se indica que «la extradición de hoy de José González-Valencia demuestra el compromiso de los agentes y fiscales de la DEA».

Esto, «para llevar ante la justicia a los presuntos narcotraficantes internacionales”, dijo Anne Milgram, administradora de la DEA.

«González-Valencia se enfrentará a un jurado en los Estados Unidos después de presuntamente traficar cocaína durante más de una década«, dijo Milgram.

La familia

Y es que Nemesio Oseguera Cervantes, el Mencho, está casado con Rosalinda González Valencia, la hermana de la Chepa.

En ese sentido las acusaciones en su contra son por mandar toneladas de drogas ilegales hacia Estados Unidos y emplear violencia extrema.

Dichas actividades habrían sido realizadas con otros conspiradores desde principios de 2006.

Asimismo, se subraya que lo detuvieron en Bolivia, de vacaciones con su familia.

Incluso portaba una identidad Boliviana a nombre de Jaffet Arias Becerra.

El crimen organizado

En ese sentido lo que se señala es la Chepa es jefe de Los Cuinis, estrechamente ligada al Cartel Jalisco Nueva Generación.

Lo anterior precisamente por los lazos familiares antes señalados.

Por su parte el Departamento de Justicia indicó la cercanía de ambas organizaciones delictivas.

“Juntos, los Cuinis y CJNG forman uno de los cárteles más grandes, más peligrosos y más prolíficos de México”, se indica en el comunicado del Departamento de Estado.

A lo anterior se añade que “…, han sido y siguen siendo responsables por el tráfico de toneladas de drogas ilegales hacia Estados Unidos«.

Incluso, se indica que «emplean violencia extrema en pos de sus objetivos”, a decir de las autoridades norteamericanas.

Este caso es parte de la “Operación Stir the Pot”, que fue apoyada por el Grupo de Trabajo contra el Crimen Organizado y el Control de Drogas (OCDETF).

Y es que la División de Campo de Los Ángeles de la DEA está investigando con la ayuda de la DEA Brasilia.