Lydia Cacho tendrá doble nacionalidad. Consejo de Ministros de España reconoció que vive una situación de vulnerabilidad en nuestro país

La periodista Lydia Cacho tendrá doble nacionalidad luego que las autoridades españolas le otorgara carta de naturaleza en atención a la situación de vulnerabilidad en México.

Y es que tal como reseñan los portales de noticias la nacionalidad española se adquiere por carta de naturaleza, otorgada de forma discrecional por Real Decreto.

Esto es, cuando existen circunstancias excepcionales que lo justifican, según explica el Consejo de Ministros.

Además en el caso de Lydia Cacho no tendrá que renunciar a la nacionalidad mexicana ya que España hace esa excepción a quienes provienen de países iberoamericanos.

En se sentido el Consejo de Ministros razonó que se trata de una reconocida periodista, así como activista social y escritora.

Además de subrayar que Lydia Cacho es una «destacada investigadora en violencia de género, salud, niñez y delincuencia organizada”.

Situación vulnerable

“Su situación personal es vulnerable, pues ha sido víctima de torturas, ha sufrido más de seis atentados y está amenazada de muerte», indicó dicho Consejo de Ministros.

Por otra parte también se precisa que «por el riesgo evidente para su vida, se encuentra residiendo en Madrid con una autorización temporal».

Además, «su vinculación con España es muy estrecha, pues ha colaborado de forma regular con medios españoles, así como con diferentes organizaciones y entidades”, indicó.

Incluso en el portal del ministerio se abunda en el sentido de que se trata de una periodista que ha investigado sobre graves violaciones de derechos humanos.

Lo anterior, además de contribuir «a la lucha contra la trata de personas en todo el mundo».

Siete decretos reales

Junto con Lydia Cacho se les reconoció la nacionalidad española por real decreto a otras 6 personas.

Entre las personas beneficiadas con la medida está la escritora brasileña y Premio Príncipe de Asturias de las Letras, Nélida Piñón.

Así como el autor teatral y actor de nacionalidad argentina, Óscar Martínez y del periodista e hispanista de origen británico, William D. Chislett.

Además de la jugadora de ajedrez de origen georgiano, Ana Matnadze, así como de Fraidelyn Padua, hija de una mujer de República Dominicana asesinada por su pareja en España.

Y, junto con ellos a Dounia el Ghorfi, de origen marroquí, víctima de un caso de abandono de familia y malos tratos domésticos, en situación de vulnerabilidad.