Al tiempo de aclarar que no representan una carga para el Estado, Pemex presumió ayer mejoras tras el impacto negativo de anteriores gobiernos y la pandemia de Covid-19.

En el marco del Congreso Mexicano del Petróleo, celebrado en Cintermex, Octavio Romero Oropeza, director general de Petróleos Mexicanos, confió en que seguirán caminando rumbo a la recuperación.

«Vemos nosotros las cosas caminando, creo que es importante que sepan que tenemos Petróleos Mexicanos para muchos años».

«Estamos seguros para que de aquí a que termine esta administración seguirán incrementando las reservas y se va a incrementar la producción», externó.

En su conferencia inaugural «Optimizando la viabilidad de Petróleos Mexicanos», el funcionario federal explicó que Pemex genera sus propios recursos, con los cuales paga nómina, proveedores e incluso impuestos

«Pemex es la empresa que paga más impuestos en el mundo, al grado de tener que pedir prestado para pagar impuestos».

La deuda por este concepto en los últimos tres años de la administración pasada, dijo, crecieron de un billón a 2.2 billones de pesos.

Sin embargo, ahora va a la baja gracias a que la Secretaría de Hacienda y Crédito Público les redijo la carga fiscal.

«Esto libera recursos a Pemex. Ya no va a tener la necesidad de pagar tantos impuestos».

Si bien la producción había venido cayendo año con año, esta caída se detuvo en 2019, e incluso tuvo un crecimiento en años posteriores.

De un millón 701 mil barriles diarios, en 2019, se subió a un millón 705 mil en 2020, y un millón 751 mil en lo que va del año.

«A partir del 2019 se revirtió la tendencia declinante, estabilizando la producción base y dando inicio a la etapa de crecimiento».

«Es un incremento muy marginal pero muy significativo».

Por último, Romero Oropeza resaltó del combate a la corrupción que se realiza dentro y fuera de la paraestatal.