Murat solicitó al Congreso de Oaxaca un contrato de financiamiento por mil 534 millones de pesos, que serán pagados por la siguiente administración.

A un año de dejar el gobierno de Oaxaca, el gobernador, Alejandro Murat, solicitó al congreso local una deuda de 3 mil 500 millones de pesos, misma que fue aprobada.

Y es que, el mandatario priista señaló que los recursos se destinarán para 118 proyectos de obras sociales que no se han transparentado.

Además, este viernes solicitó un nuevo contrato de financiamiento al Congreso de Oaxaca, cuyo monto asciende a mil 534 millones 235 mil 126 pesos.

Estos recursos serán para el refinanciamiento de dos créditos que forman parte de la deuda pública, de acuerdo con la Secretaría de Finanzas del estado.

La propuesta señala que el financiamiento puede instrumentarse en uno o varios créditos por un plazo de 20 años.

Además, de una afectación de un porcentaje en de las participaciones del estado del Fondo General de Participaciones, que será para el pago del crédito.

Deuda para obras sociales que no se han terminado

El año pasado el Congreso de Oaxaca autorizó una deuda por 3 mil 500 millones de pesos, y el refinanciamiento de largo plazo por 13 mil 500 millones de pesos.

Estos recursos iban a ser utilizados para la creación de 118 proyectos en obras sociales, como caminos, rehabilitación de inmuebles públicos, proyectos de alumbrado; así como la reubicación del la sede de la 28/a Zona Militar.

Sin embargo, Proceso señala que hasta la fecha no hay ni una sola de las obras terminadas, pese a casi estar por concluir el gobierno de Murat.

Por lo que, la deuda que la administración de Alejandro Murat contraiga, será heredada a la siguiente administración.

Y aunque, durante la pasada legislatura se le solicitó al gobernador ser transparente en la utilización de los recursos para las obras, el mandatario priista es omiso.