Nuevo León igualó ya este domingo al 2020, con el número de días con la peor calidad del aire en el área metropolitana.

Lo anterior, luego de que el Gobierno del Estado emitió la sexta alerta ambiental en el área metropolitana.

De acuerdo con la Secretaría del Medio Ambiente en el 2020 en la entidad se registraron 158 días con aire malo, este domingo ya se alcanzó esa suma.

«Seguramente tendremos más días con aire malo, en la medida que hay mayor cantidad de frentes fríos, las condiciones climatológicas promueven que la contaminación se acumule», alertó Alfonso Martínez Muñoz, titular de la dependencia.

Cabe destacar que la situación en la entidad luce complicada porque esta se da en menos de tres semanas.

Y el problema incrementa más porque al ser domingo, el uso del vehículo disminuye hasta en un 50 por ciento.

Mediante un comunicado, la Secretaría de Medio Ambiente estatal informó de fuertes concentraciones de PM2.5 y PM10 en la aire de la ciudad.

«El Gobierno del Estado de Nuevo León, a través de la Secretaría de Medio Ambiente, informa que se activa la fase se alerta del Programa de Respuesta a Contingencias Atmosféricas, por altas concentraciones de partículas menores a 2.5 micrómetros (PM2.5) y 10 micrómetros (PM10) en la zona metropolitana de Monterrey», señaló.

En días pasados, ante los legisladores especialistas en la materia solicitaron de manera urgente acciones para controlar la situación. Pues está alcanzando niveles demasiado alarmantes.

Ante tal escenario, la dependencia pidió a la industria usar equipos anticontaminantes, humectar patios, construcciones y vialidades. Además de reducir las actividades a la intemperie, mantenimientos, pintura y soldadura, u otras que generen el contaminante por el que se decretó la alerta.

Al ramo de la construcción pidió mantener suficientemente humectadas todas las superficies que no cuentan con cobertura vegetal. Esto, para minimizar la generación de emisiones. Además, tomar las medidas necesarias para evitar re-suspensión de partículas del material almacenado a granel y durante el tránsito de vehículos.

A la población en general pidieron evitar actividades al aire libre de los grupos sensibles como niños y niñas menores de 12 años. También, adultos mayores de 65 años, mujeres embarazadas y personas con padecimientos bronco-respiratorios y cardiovasculares deben mantenerse en interiores.

Si se presenta malestar de las vías respiratorias, llamar al servicio médico. También, abstenerse de realizar ejercicio al aire libre, no usar pirotecnia y abstenerse del encendido de fogatas.