La Dirección de Protección Civil de Monterrey exhortó a la comunidad regiomontana a trabajar de forma conjunta y tomar medidas preventivas contra este tipo de siniestros

Tras realizar dos simulacros, Fernando Fernández, Director de la corporación municipal, mencionó que en éstas épocas del año es cuando más conflagraciones se presentan en las casas por diversas razones; como un corto circuito, un cigarro encendido, o el uso de pirotecnia, entre otras.

«Hay que estar preparados, la ciudadanía en conjunto con nosotros para poder trabajar de la mano, poder hacer una sinergia, los invitamos a que se acerquen con nosotros, con la Dirección de Protección Civil de Monterrey, y poder trabajar juntos, ¿en qué sentido? capacitaciones, orientación, brindarles asesorías», dijo Fernández.

«Estamos abiertos y estamos con la mejor disposición de brindar información porque tenemos bien claro el mensaje, el mensaje es que estas épocas decembrinas y todo el resto del año sea de saldo blanco, la forma en que lo vamos a hacer es trabajando juntos», añadió.

Realizan simulacros

En el primer simulacro, se mostró el inicio de un incendio justo en el pino navideño, el cual ardió en solo 15 segundos y abarcó a los muebles en dos minutos, consumiendo todo a su alrededor en poco tiempo, sin ningún aviso previo ni intervenciones de personas que pudieran sofocar el fuego.

Mientras que en el segundo simulacro, de igual forma el pinito empezó a arder, pero un detector de humo lanzó la alarma y un «habitante» tomó un extintor, logrando apagar el fuego antes de que se quemara el propio pino y los muebles cercanos.

El funcionario municipal dijo que el mayor riesgo en un caso de esta naturaleza es la intoxicación por el humo denso, o quemaduras.

Aunque los cuerpos de emergencia tienen un tiempo de respuesta promedio de 10 a 15 minutos, demostró cómo un hogar puede perderse completamente abrazado por el fuego en ese mismo lapso.

Piden equipar los hogares

Por eso pidió a la sociedad regiomontana realizar una pequeña inversión, de máximo 600 pesos, para contar en casa con un extintor de fuego y un detector de humo.

Detalló que un detector eficiente ronda entre los 250 o 300 pesos, y es el mismo costo para un extinguidor de 4.5 kilos, ambos cuentan con instructivos de uso y con los dos dispositivos en conjunto se previenen afectaciones al patrimonio o situaciones peores, como pérdidas humanas.