Por Francisco Tijerina Elguezabal

“La peor decisión es la indecisión.” // Benjamin Franklin

Dos bloqueos trastocaron ayer la complicadísima vialidad de nuestra urbe. Primero un grupo de haitianos cerró la Avenida Lázaro Cárdenas en demanda de permisos de trabajo y por la tarde alumnos de la Facultad de Medicina bloquearon Gonzalitos demandando atención por parte de las autoridades de la UANL.

Ambas manifestaciones pudieron y debieron evitarse.

Voy de acuerdo en respetar la libre manifestación de las ideas, siempre y cuando esa manifestación no violente el derecho que tienen los demás de circular libremente, mismo que también está consagrado en la Constitución.

Sé que es una forma de presión para provocar que las autoridades atiendan su problemática, pero también es una agresión al resto de los ciudadanos, además de contribuir a la contaminación ambiental.

En lugar de andar proponiendo tontería y media, nuestros diputados deberían legislar para detener, de una vez por todas, las protestas y bloqueos de calles y avenidas, dando el poder suficiente a nuestras autoridades para disolver este tipo de manifestaciones y consignar, si es el caso, a quienes se nieguen a acatar una instrucción en ese sentido.

Tenemos que evitar que nuestro Monterrey se convierta en una CDMX en la que a diario y por cualquier motivo hay plantones, cierres de calles y marchas que hacen perder cientos de horas hombre y que, repito, terminan contaminando el ambiente por la gran cantidad de vehículos detenidos.

El bien mayor debe estar por encima del interés particular y hay muchas formas de expresar su inconformidad, no solamente cerrando calles.

Estamos a tiempo de tomar una decisión que puede marcar nuestro futuro.

ftijerin@rtvnews.com