El Alcalde de MonterreyLuis Donaldo Colosio Riojas, inauguró el Primer Foro del Derecho a la Ciudad Monterrey 2021, «Recuperando espacios para la inclusión y el desarrollo» en el Aula Magna de la Universidad Autónoma de Nuevo León.

Colosio Riojas, reconoció frente al Rector de la UANLSantos Guzmán López y a la Presidenta del Consejo Rector para el Desarrollo Humano de Monterrey, Consuelo Bañuelos, que el tema es urgente y necesario para establecer un futuro de la ciudad, planeado alrededor de las personas.

«Tenemos que avanzar hacia una ciudad sostenible, consciente de la urgencia de actuar frente al cambio climático y sobre todo de aprovechar la oportunidad de crear un entorno y una economía cada vez más verde. Una ciudad humana que pone a las personas en el centro de la toma de decisiones públicas y del diseño urbano, es decir, privilegiar la proximidad urbana por encima incluso, de la movilidad urbana, para tener vidas cada vez más compactas, gracias a ciudades más compactas», mencionó Colosio Riojas.

«El dilema está muy claro: seguimos perpetuando un modelo de ciudad inhumano dictado por el mercado o bien. Nos atrevemos a ser osados y avanzamos hacia la escala humana en el diseño humano para equilibrar el interés público y el económico bajo una visión sostenible. A todos nos conviene una ciudad más justa», puntualizó.

Se necesita una efectiva planeación urbana

Cabe mencionar que, de acuerdo al Censo del INEGI, la zona metropolitana de Monterrey es la segunda más poblada y más extensa del país, pero para Colosio Riojas, esto se debe a la expansión descontrolada en vez de una efectiva planeación urbana.

Como anfitrión del foro, el Rector confió en que al concluir el mismo, se contará con avances y proyectos que «nos permitan vivir en la ciudad de derecho inclusiva y sostenible que merecemos, con mayor bienestar para la población, con respeto al medio ambiente y a los derechos de cada habitante», dijo.

A su vez, la organizadora del evento, Consuelo Bañuelos, mencionó que la necesidad de este tipo de reuniones donde participan la academia, la iniciativa privada, y el gobierno, es acceder a asentamientos humanos justos y sostenibles para una vida plena y digna.

 «El Derecho a la Ciudad es colectivo y lo tienen todos los habitantes presentes, futuros, permanentes y temporales para habitar, usar, ocupar, producir, gobernar, y, sobre todo, para disfrutar su ciudad» explicó.