Debido a la gravedad de las quemaduras que presentaba la bebé, tuvo que ser trasladada en helicóptero a un hospital en la capital de Puebla.

Un incendio en el Hospital de Izúcar de Matamoros en Puebla provocó que una bebé de cinco días de nacida terminara con quemaduras.

El incendió se registró en el área de incubadoras cerca de las 11:30 de la mañana del domingo; por lo que las llamas alcanzaron a una pequeña que sufrió quemadura de segundo y tercer grado en 20% de la superficie de su cuerpo.

La bebé estaba internada en el hospital debido a la presencia de sepsis y una patología conocida como enterocolitis necrotizante.

Debido a la gravedad de las heridas de la menor, se tuvo que pedir el apoyo de un helicóptero para trasladar a la bebé a la unidad de quemados del Hospital de Niño Poblano en la capital.

De acuerdo con el informe médico el estado de salud de la bebé es grave y se señala que se encuentra intubada.

La Fiscalía General del Estado de Puebla (FGE) ya investiga los hechos para fincar responsabilidades por el incendio.

El gobernador de Puebla, Miguel Barbosa Huerta, informó a los papás de la menor que el estado asumirá los gastos para atender a la pequeña.

“No podemos más que hacer esto y solidarizarnos con los padres de la niña, con la niña misma y lamento muchísimo, es un hecho muy lamentable que nos duele”, indicó.

Asimismo, se informó que los padres de la bebé son de San Felipe Xochiltepec, a 40 minutos de donde se encuentra el hospital.