Por Obed Campos

Disparos en las cifras de contagios por Covid 19, una estrategia de Salud cuestionada por toda la ciudadanía, una crisis de inseguridad que se extendió hasta los mismos centros penitenciarios, problemas de desabasto y almacenamiento en las presas que surten de agua potable a Nuevo León, parece que marcan el fin de la luna de miel de la nueva administración estatal que encabeza el joven gobernador Samuel García Sepúlveda.

Muchos ciudadanos criticaron además que el García Sepúlveda tomara vacaciones decembrinas cuando aún no tenía ni tres meses en el cargo.

El mandatario subió, como es su costumbre, diversas fotografías en playas de Baja California junto a su esposa Mariana Rodríguez, justo cuando en un lapso de unos días se registraban más de 20 ejecuciones en el área metropolitana de Monterrey.

Además de la violencia en las calles que genera un clima de desconfianza entre los nuevoleoneses, el pasado viernes se registraron disturbios en el interior del Penal de Apodaca.

Esto se dio horas después de que el mismo gobernador anunció que retomaron el control de los centros penitenciarios en la entidad, aunque los reos del inmueble apodaquense demostraron lo contrario.

Al respecto, las autoridades de Seguridad estatal señalaron que el problema fue una riña y no un motín, el motivo de la trifulca, aseguraron, fue un intento de extorsión por 70 pesos a un interno.

Esta versión fue severamente cuestionada y dejando mucho qué pensar, pues este domingo fueron trasladados más de 90 reos del Penal de Apodaca al de Cadereyta.

Otra de las acciones que más denotó la falta de experiencia del joven Samuel, y de todo su equipo, fue la fallida estrategia de salud en el regreso a clases.

Días consecutivos anteriores al jueves 6 de enero los contagios por el virus se dispararon de manera alarmante y aun así, Sepúlveda García anunció con bombo y platillo que los niños de nivel básico de Educación regresarían a clases este lunes 10 de enero con un 50 por ciento de aforo.

Este anuncio levantó diversas reacciones en todos los sectores de la sociedad nuevoleonesa, unos a favor y otros en contra.

Sólo que apenas tres días después y ante una cifra récord en Nuevo León de más de cuatro mil 600 contagios en un solo día, en una conferencia de prensa decidió dar marcha atrás a esta estrategia, dando pie a miles de críticas por redes sociales en donde incluso la población hizo algunos memes respecto a que el gobernador aseguró que existen miles de niños cuyas familias consideran que la escuela es más segura que sus casas.

Este argumento lo dio el emecista sólo minutos después de que, en la misma rueda de prensa, advirtió a la ciudadanía de que era momento de no salir si no era estrictamente necesario e incluso a los funcionarios del gobierno estatal les advirtió que quedaban prohibidas las reuniones sociales y que incluso podrían ser despedidos de sus empleos si no acataban esta medida.

Otro de los grandes problemas para la actual administración es la falta de una estrategia para solucionar el problema del suministro de agua potable a los hogares de Nuevo León.

La presa Cerro Prieto está prácticamente seca y la de La Boca, en el municipio de Santiago, registra menos del 50 por ciento de almacenamiento.

Sobre esta situación el gobierno estatal no ha anunciado algún plan emergente o estrategia para solucionarlo, pues en los meses de verano la demanda por el vital líquido será alta.

Expertos señalan que el emecista no cuenta con un Plan Hídrico integral que solucione de una vez por todas el problema del agua en la entidad y a corto plazo no se ve por dónde.

Por ello es que la llamada “luna de miel” de un nuevo gobierno como el de Samuel García con el pueblo de Nuevo León, parece que llegó a su fin… Y vuelta a la realidad en crudo.

@obedc
obedcampos@gmail.com

ResponderReenviar