Con la finalidad de apoyar a personas vulnerables y en condición de calle, elementos de Protección Civil de Apodaca realizaron un operativo carrusel, ante el marcado descenso de la temperatura, debido a la tercera tormenta invernal y el frente frío número 23 en Nuevo León.

Los rescatistas, a cargo del Director Alejandro Tovar, llevaron pan, chocolate caliente y cobijas a las personas que suelen pernoctar en la vía pública, además de ofrecerles servicios médicos y traslados a los albergues habilitados en distintos puntos de la ciudad.

Los elementos de la corporación atendieron a decenas de personas, ayudándolos a palear las bajas temperaturas registradas en la ciudad. Siguiendo protocolos de sanidad estrictos debido a la ola de la variante Ómicron de Covid-19.

Durante la jornada se realizó un recorrido en las paradas de transporte público ubicadas en zona centro, principalmente en las avenidas Miguel Alemán y Zaragoza, además de apoyar a quienes se encuentran en el Hospital General de la Zona 67 del IMSS.

Las autoridades municipales reportaron un saldo blanco de personas afectadas por las bajas temperaturas, gracias a las acciones oportunas y al plan de Comité de Contingencias por Temporada Invernal, que se mantiene en operación permanente.

Las acciones serán permanentes durante toda la temporada invernal, para así brindar una atención oportuna a quienes lo necesiten, además de las labores de rescate y de capacitación continua que Protección Civil de Apodaca mantiene, por indicaciones del Alcalde, César Garza.