Después de que el ala dura del grupo de senadores de Morena convocara a una reunión para externar su rechazó a la comisión, Ricardo Monreal se vio forzado a preservar la unidad en la bancada y optó por enterrar este órgano que nació tras la detención del secretario técnico de la Jucopo, José Manuel del Río Virgen.

Ante la renuncia del coordinador de los senadores emecistas, Dante Delgado, a la comisión que investigaría supuestas violaciones a los derecho humanos cometidas por el gobierno de Veracruz, y en lo que aparenta ser parte de una negociación para mantenerse como coordinador parlamentario morenista, el Senador zacatecano tomó la determinación de cancelar los trabajos que ese grupo venía realizando.

El también presidente de la Junta de Coordinación Política (Jucopo) del senado, posición que aprovechó para la formación de la mencionada comisión, reconoció las diferencias creadas al interior de su grupo parlamentario, aunque niega sentirse presionado por los inconformes.

“Debo reconocer que dentro del grupo hay diferencias. (…) Hoy no tengo el grupo conmigo completo. Lo que busco es hacer caso a un grupo de mi propia bancada que no está de acuerdo con la comisión. No puedo actuar de manera prepotente. Y por eso exprese en la Junta de Coordinación Política que el grupo parlamentario, que hoy estoy a la mitad”, explicó.

Por su parte, el senador panista, Julen Rementería, señaló que la información recabada en estos días pasará a la comisión de derechos humanos del Senado de la República para su evaluación.

“Está en la mesa la propuesta de un acuerdo, que nos envió ya el texto del acuerdo, para poner los asuntos que estaban en mandos de esta Comisión turnarnos a la Comisión de Derechos Humanos (¿Desaparece entonces?) Digamos que sí, esta comisión deja de funcionar y lo que hace es que los asuntos que tenían se trasladan a una comisión que ya existe”, indicó ​​el coordinador de la bancada del Partido Acción Nacional.