Por Obed Campos

Hilario Ramírez Villanueva, ex alcalde de San Blas, Nayarit, actualmente en huida, y conocido como “Layín”, saltó a la fama cuando contestó a las acusaciones en su contra en el sentido de que le había metido uña al presupuesto, que sí robó, “pero poquito”.

Así el dirigente nacional de Morena, Mario Delgado, quien al parecer padece del mismo síndrome de “Layín” y por fin admitió que conoció a Sergio Carmona Angulo, empresario de Reynosa acusado de huachicolero y de ser financiero ilegal de campañas políticas en Tamaulipas.

Mario Delgado padece el “Síndrome Layín”…

Acepta que sí conoció al infortunado Carmona Angulo, pero que convivió muy poco con él.

Carmona Angulo fue ejecutado en noviembre en San Pedro, la otrora ciudad blindada de Nuevo León y aunque Delgado había negado conocerlo en varias ocasiones que se le cuestionó, finalmente aceptó que sí lo conocía aunque negó haberlo acompañado en un vuelo privado, pese a que existe una bitácora que lo contradice.

Anote usted que el crimen lo cometieron los sicarios frente a la esposa e hijos del ahora occiso en una barbería de San Pedro.

A Sergio Carmona Angulo se le ubicaba como operador financiero del Movimiento de Regeneración Nacional, el partido del presidente, Morena, en Tamaulipas y no son pocos los miembros de ese partido que terminaron embarrados en el asunto.

POLICÍAS PONEN LA MUESTRA

Estos policías no fueron traídos de ningún curso del FBI o la KGB, son simples uniformados de San Nicolás de los Garza, quienes demostraron que cuando se quiere, se puede ser honesto hasta donde tope.

Resulta que los dos oficiales, de los cuales se reservan los nombres por obvias razones de seguridad, detuvieron en aquel municipio a dos hombres a quienes se les encontró una maleta con 100 mil dólares, un arma de fuego y marihuana.

Los ahora detenidos intentaron sobornar a los policías, a quienes ofrecieron 15 mil dólares pero toparon en pared ante la verdadera vocación de servicio de los dos uniformados, quienes, no solamente demostraron honradez, sino una valentía que escasea en estos tiempos.

PÉSAME

Va desde aquí mi más sentido pésame para el periodista Salvador Hernández Landeros, quien ayer sufrió la pérdida de su señora madre, Eloísa Landeros de Hernández, “Lochita”.

A don Salvador, y a toda su familia les deseo que encuentren pronto consuelo.

@obedcobedcampos@gmail.com