Frida Sofia, la hija de Alejandra Guzmán fue arrestada en Miami por alterar el orden en un restaurante y ahora tendrá que presentarse a dos audiencias.

La joven pagó una fianza y al salir de prisión hizo algunas declaraciones sobre el hecho; sin embargo, todo parece que mintió pues han salido a la luz otras versiones.

Durante el programa Ventaneando, la oficial Kenia Fallat contó lo que ocurrió con Frida Sofía en el restaurante Joia en Miami, Florida.

«Un oficial que estaba trabajando fuera de servicio, entra al establecimiento, y aparentemente el gerente vio que había alguien que estaba adentro, una joven, que estaba portándose de una manera inapropiada“, comentó Fallat.

Según la oficial, Frida Sofía incurrió en dos delitos pues alteró el orden público y empujó al oficial cuando este le pidió que se retirara del lugar.

Ante dicha situación, el oficial la esposó y se levantó el segundo cargo.

«Intentó empujar al oficial, ahí es donde él la esposa, se la lleva para afuera y le puso dos cargos, entre ellos el más severo es por conducta desordenada y también por resistirse al arresto sin violencia», narró Kenia Fallat.

Por esos hechos, Frida Sofía no podrá regresar al restaurante.

También, la policía desmintió que la joven haya perdido su celular como lo aseguró ante medios.

La intervención del departamento de policía ya finalizó con el arresto y el pago de la multa; sin embargo, será la Fiscalía y la Corte quienes se encargarán de dar seguimiento al caso.

Hay dos audiencias pendientes para el próximo 16 y 18 de febrero.