Aunque a la dependencia se le destinaron recursos extras, no explicó gasto de más de 2 mil 400 mdp

Aunque a la Secretaría de Salud se le destinaron recursos extraordinarios para atender el inicio de la pandemia de covid-19 en 2020, la dependencia estatal en el sexenio de Jaime Rodríguez Calderón, se deslindó de su responsabilidad y no justificó el gasto de más de 2 mil 400 millones de pesos en el sexenio pasado; señaló MILENIO.

En la Cuenta Pública 2020 de la Secretaría de Salud, la Auditoría Superior del Estado solicitó a la entidad el presupuesto autorizado, modificado y ejercido, correspondiente a dicho año debido a la contingencia sanitaria, a lo que la dependencia estatal respondió que no gastó ni un solo peso.

En la réplica, la Secretaría de Salud añadió que fue el organismo público descentralizado Servicios de Salud de Nuevo León, el que ejerció los 2 mil 448.7 millones de pesos, por lo que la dependencia no estaba obligada a transparentar nada, pero la Auditoría Superior del Estado los exhibió al recalcarles que con base en el Artículo 27 de la Ley Orgánica de la Administración Pública para el Estado de Nuevo León, tenían que rendir el informe correspondiente.

La cantidad forma parte de los 3 mil 122 millones de pesos que gastó el el gobierno del estado para combatir la pandemia, tan solo en el 2020; publicó MILENIO.

De acuerdo a un desglose del tesorero, Carlos Garza Ibarra, Salud desembolsó mil 095 millones de pesos en insumos y servicios personales, 950 millones en equipamiento de laboratorio y hospitales, y 402 millones en reconversión y rehabilitación hospitalarias.

Otro de los rubros que también opacó la Secretaría de Salud bajo el mismo argumento, fue la nómina que justificó sueldos y demás remuneraciones pagadas, en específico al personal contratado para la prevención y atención en apoyo a la pandemia del virus. 

Con la frase «no aplica», la dependencia que encabezó Manuel de la O Cavazos también se desligó de responder informes financieros, el presupuesto que se destinó a programas y objetivos, la calendarización física financiera del recurso y el total de recursos presupuestados para el funcionamiento y operación de la Secretaría; informó MILENIO.

Ante la falta de evidencias, la Auditoría Superior del Estado señaló que las observaciones no fueron solventadas y recalcó que la Secretaría de Salud debía transparentar en qué gasto el dinero, y no otro organismo descentralizado.

La administración de Rodríguez Calderón fue criticada por organizaciones no gubernamentales y activistas en pro de la transparencia, luego de que durante su gobierno no diera a conocer datos abiertos de las compras sin licitación y que adjudicó de manera directa al proveedor que quisiera por la emergencia sanitaria.