El Ejército no tiene una estimación de la cantidad de explosivos colocados por el Cártel Jalisco, pero saben que El Naranjo de Chila, El Bejuco, Plaza Vieja, El Cansangüe y Carapuato son campos minados.

En las parcelas y en los caminos de terracería de El Naranjo de Chila, la ranchería michoacana donde nació Nemesio Oseguera Cervantes, El Mencho, líder del Cártel Jalisco Nueva Generación, el Ejército mexicano ha encontrado un sin número de artefactos explosivos, por eso ha desplegado un escuadrón antibombas en una docena de poblados de los municipios de Aguililla y de Tepalcatepec; publicó MILENIO.

Imagen: Jorge Carballo | MILENIO

La mayoría de los explosivos encontrados, de acuerdo a las autoridades castrenses, estaban camuflados entre la maleza, otros fueron descubiertos bajo tierra, como una suerte de mina artesanal que, según los expertos militares, causa más daño que una granada de fragmentación.

Una de estas minas explotó mientras un convoy de militares circulaba por el poblado de El Cansangüe, Tepalcatepec. El incidente causó importantes daños a un Sandcat blindado y dejó varios soldados heridos; informó MILENIO

En el Cansangüe se han registrado enfrentamientos entre el Ejército y delincuentes. En uno que sucedió la semana pasada fueron asesinados varios civiles dentro de un vehículo que el CJNG había blindado de manera artesanal.

En la Secretaría de la Defensa Nacional se tiene la seguridad de que los delincuentes han confeccionado dos tipos de explosivos: uno, el más potente, está elaborado con un tubo de metal, cuyo grosor es de una pulgada; el otro está hecho con tubería PVC y ambos están rellenos de pólvora y fragmentos metálicos.

Imagen: Jorge Carballo | MILENIO