Para evitar que sean víctimas de los amantes de lo ajeno, Nuevo León alista una campaña contra el vandalismo y robo en escuelas.

El gobernador Samuel García Sepúlveda señaló que existen sectores donde los directores no quieren denunciar por miedo a los delincuentes.

En conjunto con la Secretaría de Educación y Fuerza Civil, se aplicará sanciones a quienes vandalicen un plantel escolar, por más mínimo que sea.

«Hay escuelas vandalizadas, continuamente vandalizadas, que por la zona en la que están no quieren denunciar, pero si no denunciamos no entra el seguro y peor aún, no agarramos el responsable», resaltó.

«Justo hoy hablé con Sofía (Morales, secretaria de Educación) de hacer una campaña muy enérgica de que quién se mete con una escuela la va a pagar, y muy caro».

«Vamos a ver con Fuerza Civil para juntos hacer una campaña de denuncia, y segundo, que haya sanción ejemplar», puntualizó.

Detectan casos de robo

Comentó que en los últimos días se detectaron casos en que entran a las escuelas a robarse el cableado que después venden en centavos, pero que ese cableado desmonta todo un equipo de software de 300 mil pesos en un aula inteligente.

Escenarios similares en el robo de un regulador que venderán «regalado» y si dejaron a una escuela sin luz, o peor con la extracción de tornillos que aflojaron una estructura, o el robo de llaves del lavado, por lo que los menores no pudieron regresar a clases.

«Lo que quitan de las escuelas es insignificante y si causan mucho daño», dijo el mandatario.

Planteles con daño estructural

Respecto a los planteles que presentan daño estructural, explicó que hay escuelas que tienen más de 80 años, pero se construyeron en partes, así que es el edificio con mayor antigüedad registra afectaciones.

«Lo peor que puedo hacer es generalizar, porque cada escuela tiene un detalle muy diferente», indicó.

«No podemos cerrar todo el plantel que tiene kínder, primaria y secundaria por un problema de un edificio», agregó.