En su columna Disensos, José Jaime Ruiz apunta: «Un gobernador que trata de ocultar información, un gobernador que licita a modo –y con un copetazo que ya lo quisiera el Bronco– y  un gobernador mentiroso en el caso de las solicitudes de información para darle dientes a la Fiscalía Anticorrupción.»