Molestos por la muerte de un chico de 14 años de edad en el DIF Fabriles, el cual estaba bajo la custodia del Gobierno del Estado, decenas de ciudadanos exigieron se esclarezca el asunto.

Así es que este domingo por la tarde, convocados por José Manuel Guerra Noyola «Padre Chema», de la Arquidiócesis de Monterrey, llegaron decenas de perdonas a dicho DIF ubicado en Monterrey, donde realizaron una protesta y varias peticiones; publicó MILENIO.

Los ahí congregados cuestionaron mucho el actuar del DIF Capullos y del DIF Fabriles, pues la muerte de Ángel «N» no debe de quedar impune.

De acuerdo a datos ofrecidos por las partes, el menor habría de haber estado bajo la custodia del DIF Estatal desde los cuatro años de edad, cuando fue abandonado por sus padres biológicos.

El hoy occiso habría sido sometido a custodia total durante toda su vida a cargo del Gobierno Estatal sin que transitara hacia una familia adoptiva; informó MILENIO.

Esta semana se dio a conocer su muerte vía las redes sociales del Estado de una manera muy escueta, y creado rumores y acciones sospechosas porque se ocultó información y se presume fue presa de actos violentos antes de su muerte.

El caso es aún más grave, y más dudas genera el asunto, ya que el hoy occiso habría sido mudado del DIF Capullos al DIF de la Colonia Fabriles tras haber participado en una riña e intento de motín en Capullos, el año pasado.

Los rumores de los hechos han sido de tal magnitud que se estima que cuando esté jovencito habría llegado al DIF Fabriles fue golpeado por un par de sus compañeros de ahí, se le mal atendió clínicamente y pereció por una peritonitis.