La odisea que vive Alec Baldwin tras los terribles acontecimientos en el rodaje de la película Rust podría dar un giro, al fortalecerse la versión de que el actor no accionó el arma que mató a la directora de fotografía del filme, Halyna Hutchins.

Mary Carmack-Altwies, fiscal de distrito de Santa Fe, Nuevo México, quien está a cargo del caso, dijo a la revista Vanity Fair que es posible tirar del martillo de un arma sin tener que accionar el gatillo.

«Puedes tirar del martillo hasta la mitad sin bloquearlo, pero si lo sueltas, el percutor puede golpear la bala», explicó la investigadora a la publicación.

Alec Baldwin ha insistido desde que los hechos ocurrieron en octubre de 2021 que él nunca accionó el arma y que sería incapaz de apuntarle a nadie con una pistola y tirar del gatillo.

La fiscal buscó probar si un mal funcionamiento del mecanismo del arma pudo ser la causa del fatal disparo y para ello realizó una prueba con expertos en balística. Sin embargo, conforme se han desarrollado las investigaciones del caso, otras opiniones aseguran que es imposible disparar una bala sin jalar del gatillo, lo que sería el peor escenario para Alec Baldwin.

La moneda sigue en el aire para el actor de cintas como Los infiltrados y Enamorándome de mi ex, pues el resultado de la investigación de la fiscal de distrito busca determinar a quién se le fincarán cargos de negligencia criminal.

En octubre de 2021, en el set de la película Rust, de la que Baldwin es estrella y productor, la directora de fotografía de la cinta murió y el director de la misma, Joel Souza, resultó herido por balas que salieron de un arma que Alec Baldwin manipulaba en ese momento.

El esposo y el hijo de la cinefotógrafa demandaron al actor de 63 años con el argumento de que el rodaje estuvo plagado de muchas cuestiones de seguridad.