Con 79 contagios en el último día, el gobernador Samuel García Sepúlveda afirmó que la cuarta ola de Covid-19 «se acabó».

En historias de Instagram, el mandatario estatal compartió imágenes con la incidencia del virus en Nuevo León, junto a la victoriosa frase.

La cifra es menor a la registrada en diciembre pasado, previo a la llegada de la variante Ómicron.

«Muy buenas noticias Nuevo León. Se acabó», compartió.

Asimismo, presumió la asistencia a clases presenciales en educación básica, la cual ascendió a un 90 por ciento.

Como parte de la reactivación económica, a partir de este lunes espacios abiertos y cerrados tienen luz verde para abrir a un 100 por ciento de su capacidad de aforo.

Después de dos años de operar a medias, por fin pueden volver a «la normalidad» previo al inicio de la pandemia.

Lo anterior sin olvidar los protocolos de salud para evitar posibles contagios, como lo son la toma de temperatura, aplicación de gel antibacterial, sana distancia y uso obligatorio de cubrebocas.

Alma Rosa Marroquín Escamilla, Secretaria de Salud en el Estado, resaltó que el fin de la cuarta ola no es la conclusión de la pandemia.

El llamado a la población es a completar su esquema de vacunación y refuerzo.

«Terminó la cuarta ola, no la pandemia», agregó.

Otras de las recomendaciones son adecuada ventilación de los espacios, lavado frecuente de manos y desinfección de superficies.

Se presentan tan solo 79 contagios

Nuevo León presentó 79 casos de Covid-19, una de las cifras más bajas en contagios, ocho defunciones y un 12 por ciento de ocupación hospitalaria.

Alma Rosa Marroquín Escamilla, Secretaria de Salud señaló que la caída ha sido constante, por ello declararon en el día 61 el término de la cuarta ola, pero no de la pandemia porque esa es una declaratoria internacional.

«El panorama es muy alentador con esta disminución permanente y constante en los casos, el día de ayer cerramos con 79 casos nuevos, una de las cifras más bajas», dijo.

Al estar en el día número 63, señaló que estarán evaluando el impacto de la apertura en aforos y movilidad en la ciudad, derivado que el regreso a clases no mostró impacto ni en casos, ni en hospitalizaciones.

Marroquín Escamilla dijo que esta semana podría presentarse un día alto en la semana, que van a monitorear, para evaluar que no rebase y que los promedios semanales se mantengan a la baja.

Nuevo León presenta 28.35 casos por cada 100 mil habitantes, contra 33 de la tasa nacional, lo que ayuda a que en el mapa estatal solo tenga 17 municipios en rojo, que traen una circulación mayor del virus.

Se presentaron 288 hospitalizaciones, 12 menos que un día previo, de los que 64 pacientes están intubados, por las fallas en su sistema respiratorio.