Tras afirmar que Nuevo León no se encuentra dentro de una clasificación de sequía extrema o excepcional, para que se le otorgue la declaratoria de emergencia federal, Humberto Marengo Mogollón, subdirector general técnico de la Conagua, aseguró que buscarán acelerar los trabajos en la presa Libertad para acabarla “el próximo año”; publicó MILENIO.

Dicha postura contrasta con lo dicho por el gobierno de Nuevo León, en donde se recalcó que la presa estará lista en 2025, ya con agua.

Para revisar el tema, Marengo Mogollón dio a conocer que visitará el citado embalse en construcción, en el municipio de Linares, para ver cómo terminarlo antes de lo previsto.

«A eso vamos, a ver cómo la terminamos antes y cómo la acabamos.

«(La Conagua va a tratar de acelerar…) Claro, por supuesto, vamos a querer acabar antes el proyecto, (¿algún estimado?) el próximo año», enfatizó.

Una de las acciones que podrían tomar para acelerar el proceso, dijo, es que como tiene dos kilómetros el ancho de la boquilla o cortina, “una de las más grandes del mundo”, se pueden abrir varios frentes de trabajo, además de elevar el número de plantas que laboran en el lugar, de dos a tres; informó MILENIO.

Sobre la declaratoria de emergencia por sequía se deberá de esperar un poco, destacó el especialista en la 35 Reunión Anual de la Federación Mexicana de Colegios de Ingenieros Civiles.

Para medir la intensidad de las sequías, explicó, la Conagua establece un monitor de sequía que se divide en: anormalmente seco, sequía moderada, sequía severa, sequía extrema y sequía excepcional.

«Este año todavía estamos en condiciones de sequía moderada y en algunos casos en anormalmente seco. Hay algunas zonas de Nuevo León que no han pasado a lo que es la clasificación de sequía extrema o excepcional, que es lo que lleva a la declaratoria de una emergencia por sequía», enfatizó.

De acuerdo con los Programas de Medidas Preventivas y de Mitigación a la Sequía, de la Conagua, una declaratoria de emergencia busca “garantizar la disponibilidad de agua requerida para asegurar la salud y la vida de la población: abastecimiento público, doméstico, urbano y rural”.

Para ello se definen medidas de mitigación, gestión de riesgos y administración de recursos.

Luego de concluir su ponencia, la plataforma MILENIO-Multimedios le preguntó sobre el tema, a lo que, recalcó, todavía no sucede el escenario en la entidad para dar paso a esa declaratoria.

«Tenemos unos índices, que es lo que decíamos de la sequía severa, extrema, etcétera, y desde el punto metodológico todavía no sucede. En el momento en que suceda seguramente se les hará la declaratoria», puntualizó.

Para pasar este periodo, mencionó en la conferencia, además de las medidas que están puestas en marcha o los proyectos a realizar, se tendrá que dosificar el agua; comunicó MILENIO.

La presa, para 2025: AyD

Por su parte, Agua y Drenaje de Monterrey (AyD) confirmó que la presa Libertad operará, ya con agua, hasta 2025, aunque se matizó que la construcción en sí quedará en 2023.

«La presa Libertad tiene un avance del 34, 35 por ciento, la debemos de tener para el año 2025, ya con agua, aunque vamos a terminarla a finales de 2023», dijo Juan Ignacio Barragán, director de la paraestatal.

En la edición del 10 de febrero de MILENIO, el mismo funcionario dijo que la construcción de la presa Libertad quedaría finalizada en 2024.