Reino Unido por reducir la dependencia energética de Rusia. En Europa el 90% del gas y el 97% del petróleo son importados

El primer ministro de Gran Bretaña, Boris Johnson, ha puesto en el debate político la independencia energética de Gran Bretaña y de Europa.

Esto tanto en sus intervenciones dentro del parlamento británico como en reuniones multilaterales.

De hecho, se reunión con Chequia, Eslovaquia, Polonia y Hungría, el llamado grupo de Visegrado y coincidieron en que hace falta reducir la dependencia energética de Rusia.

Además, imponer un nuevo paquete de sanciones y seguir actuando de manera conjunta ante la agresión contra Ucrania.

El primer ministro checo, Petr Fiala, viajó al Reino Unido este martes. En Londres se reunió con los jefes de Gobierno del Grupo de Visegrado a los que se sumó el primer ministro británico,

Reino Unido

Además, los portales indican que los líderes del Grupo de Visegrado y Boris Johnson coincidieron en su reunión del martes en que hace falta librarse de la dependencia del petróleo y el gas rusos.

Por otra parte se indica que la dependencia energética es bastante alta en el caso de algunos países, incluida Chequia, de acuerdo con Fiala.

El primer ministro checo destacó que hace falta tomar decisiones estratégicas y de largo plazo.

“Tenemos que buscar nuevas fuentes, apoyar nuevas tecnologías. Para que seamos capaces de librarnos de nuestra dependencia de las materias primas de Rusia a largo plazo», señaló.

En consecuencia, dijo que no es una tarea para los próximos días, pero lo importante es que todos somos conscientes de ello y que el Reino Unido está preparado para ayudar en este aspecto”.

Europa

Asimismo se indica que para Europa, los suministros son indispensables ya que el continente depende en un 90% de la importación de gas, y en un 97% de la importación de petróleo.

De los cuales, un 40% y 25%, respectivamente, provienen de Rusia. Según explicó Fiala, no se trata de una situación que se pueda resolver de un día para otro.

Por su parte, a nivel comunitario, la Comisión Europea ha informado que planea reducir las importaciones de gas ruso en dos tercios y cerrar el grifo completamente “mucho antes de 2030”.

E incluso de detalla que para logarlo, piensa optar por suministros alternativos y centrarse en mayor medida en energías limpias. La puesta en práctica será responsabilidad de cada uno de los estados miembros.

Estados Unidos

Por otra parte se sabe que el presidente Joe Biden anunció el martes que el país prohibía la importación de petróleo de Rusia.

Esto, al tiempo que reconoció que no todos los aliados pueden permitirse actuar de manera similar.

También el Reino Unido ha informado que pararía gradualmente la importación de petróleo y productos derivados de Rusia de aquí a finales de 2022.