Un detenido, tres vitrales dañados, nueve ventanales quebrados, y dos puertas partidas por la mitad, fue el recuento de los daños tras la marcha feminista por el 8 de marzo.

Samuel García Sepúlveda, gobernador del Estado, supervisó los daños en el Palacio de Cantera. El mandatario señaló que se trabajará en conjunto con el INAH para restaurar los vitrales dañados, a la par que reprobó de nueva cuenta los actos por parte de las manifestantes.

Reiteró que los vidrios, ventanas, puertas y paredes serán reparados con su propio dinero, ya que él será el responsable de restaurar el Palacio de Gobierno a la condición que tenía antes de los disturbios.

Aseguró que además del detenido hubo más de un hombre «infiltrado» en la marcha de mujeres, mismos que llevaron a un límite «inimaginable» la protesta. A lo que señaló lo siguiente:

«Todo iba muy bien y además creo firmemente en su lucha. Desgraciadamente, todos lo vivimos por que fueron virales los videos, un grupo menor, con varones infiltrados, llevaron a un límite inimaginable esa manifestación y desgraciadamente se rompieron tres vitrales y se dañaron dos puertas y al interior y exterior está lleno de grafiti», mencionó García Sepúlveda.

Hacen detención

El detenido responde al nombre de John Fernando «N» y fue detenido cerca de las 22:47 en inmediaciones del Palacio de Gobierno.

La fiscalía abrió carpeta de investigación, la cual permanece vigente en integración por lo que hace al delito de daño en propiedad ajena.

Mientras tanto, al exterior del Palacio también se encontraban decenas de trabajadores de SIMEPRODEdel Colegio Militar y de la Secretaría de Igualdad e Inclusión, quienes armarían un macro operativo de reparación y limpia de las zonas afectadas.

Tras dialogar con los trabajadores, el Gobernador del Estado pidió guardar las pancartas que quedaron pegadas en la zona, con el objetivo de analizar los mensajes y posteriormente reciclar el material.

Deja marcha del 8M escenario caótico en el Centro

Como una auténtica zona de guerra es como amanecieron las calles y edificios del primer cuadro de la ciudad, tras la marcha feminista del 8 de marzo. Vidrios rotos y pintas fueron el saldo de los actos vandálicos.

Comercios de las calles Juárez y Ocampo lucieron con múltiples afectaciones, lo que los orilló a mantenerlos cerrados por las reparaciones. Al menos una centena de negocios resultaron con daños considerables en su infraestructura.

Debido a la situación, se pudo observar a empleados y dueños de los establecimientos realizando labores de limpieza y reparación.

También, elementos de Servicios Públicos de Monterrey ayudaron en los trabajos de limpieza.

La Catedral de Monterrey, el Museo Marco, el Casino Monterrey, estaciones del Metro, Monumentos y demás sitios también registraron fuertes afectaciones.

Ricardo Aguirre, dueño de un establecimiento que resultó con múltiples daños, pidió justicia por los hechos y que se dé con las o los responsables.

«Es muy lamentable todo lo que hicieron, nos dejaron muchos daños, lo cuales vamos a tener que costear con nuestro propio dinero», mencionó Aguirre.

De acuerdo a los afectados, los daños ascienden a más de 30 mil pesos, debido a que se registraron daños en la fachada, además de puertas y ventanas.

Los hechos dejaron asombrados a quienes caminaban por la zona, a la par que lamentaban los hechos.

Sandra Tejada, cuestionó el accionar de algunos manifestantes, señalando que no se debería llegar a tal grado.

Defiende Samuel actuación de Fuerza Civil

Al argumentar que están para proteger y servir a la gente, y no a las paredes; el gobernador Samuel García Sepúlveda defendió la actuación de Fuerza Civil durante los destrozos al término de la Marcha 8M.

El mandatario estatal indicó que muchos están molestos por que no se evitaron los daños a Palacio de Gobierno, Patrimonio Cultural del Estado; sin embargo, su orden fue no actuar con arbitrariedad.

Además, logró detectarse hombres infiltrados, y se detuvo uno.

«No voy a dejar que se critique a Fuerza Civil porque siguieron órdenes de no mostrar arbitrariedad o abusos de autoridad».

«Fuerza Civil es para proteger y servir a la gente, no a las puertas», subrayó.

Opinión compartida por Aldo Fasci Zuazua, secretario de Seguridad Pública en el Estado, quien refirió que en todo momento se protegió la integridad de las mujeres.

«La policía está para proteger, la protección es lo principal… la vida y la integridad de las personas están por encima de cualquier edificio», añadió.

Es de destacar que tras la evaluación de los daños, García Sepúlveda y su esposa Mariana Rodríguez, titular de la Oficina Amar a Nuevo León, se sumaron a las actividades de pintura para borrar las pintas y retirar los vidrios quebrados.

Incluso, la influencer retiró algunas pancartas que pegó en su oficina.

Martha Herrera, secretaria de Igualdad e Inclusión, y Alicia Leal, titular de la Secretaría de las Mujeres, también participaron en las labores.

Las consignas serán resguardadas para su análisis y posterior atención.