En algún momento entre 2015 y 2016, compartir contenido con efecto Boomerang era casi una obligación para aquellos usuarios que querían ser parte de las tendencias en Instagram. Y la compañía la presentó como una app aparte. Sin embargo, esta semana la red social ha decidido que no hay razón para conservarla como una app independiente, disponible en las tiendas de aplicaciones.

Cuando ya los vídeos reinan como el formato predilecto de los usuarios, Instagram ha decidido descontinuar las herramientas Boomerang e Hyperlapse, disponibles de forma independiente en la App Store y Google Play. La decisión se ha tomado solo una semana después de que Instagram también anunciará el cierre de la aplicación de vídeo vertical, IGTV.

Instagram elimina las distracciones de su app principal

Luego de esta actualización realizada silenciosamente, los usuarios ya no podrán crear vídeos en bucle de un segundo, como cuando Boomerang se introdujo en 2014, mientras que Hyperlapse llegó un año después con opciones para permitir a los usuarios capturar vídeos de lapso de tiempo.

En su tiempo de vigencia Boomerang registró más de 300 millones de descargas desde su lanzamiento. Hyperlapse, por otro lado, nunca logró tanto éxito con solo 23 millones de descargas.

Al contrario de como suele suceder con las novedades, esta vez Instagram no ha compartido ninguna declaración sobre el cierre de ambas aplicaciones, aunque el movimiento no es precisamente una sorpresa, cuando al aplicación ya ha compartido que quiere que más usuarios pasen tiempo en su plataforma principal.

Ahora, a Instagram solo le quedan dos aplicaciones adicionales en la App Store, que son IGTV y Layout, otra aplicación lanzada en 2015 que proporciona herramientas para combinar varias fotos en una sola imagen. Si bien IGTV se eliminará de la App Store a finales de este mes, la compañía dice que la aplicación Layout no tendrá el mismo destino, por ahora.

Gracias a estas actualizaciones, las herramientas que permitirán crear este tipo de efectos permanecerán disponibles directamente en la aplicación de Instagram, como se puede ver en el menú disponible a la hora de crear las famosas «Historias».

Las últimas actualizaciones de la aplicación perteneciente a Meta, dejan claro el interés por retomar la estabilidad que disfrutó durante los primeros años. Entre ellas, la inactiva por mejorar las opciones de ingresos para los creadores y su interés por concentrarse en otras herramientas como los Reels.