Por Obed Campos

Estamos temblando de miedo ahora que nos llegan las fotos de las presas secas y los pronósticos del clima más secos de muchos muchos años, pero deberíamos de quitarnos la modorra del susto y reconocer que la advertencia de esta tragedia perfecta nos la dieron desde el 2019 al menos, con las primeras fotos del polvo en el que se había convertido el lecho de la Presa Cerro Prieto en Linares.

Parece que fue ayer, pero no es así: pasaron dos años antes de que la crisis alcanzara la gravedad que estamos viviendo ahora, y si hay algo que temer, es que lo más probable es que dentro de muy poco empiecen los racionamientos en serio del agua en las casas del área conurbada de Monterrey.

En ese punto, en el de los cortes, yo le apuesto doble a sencillo que en San Pedro ni cuenta se han dado ni sabrán de la emergencia. ¿Por qué? Pues porque aún en estas circunstancias habemos nuevoleoneses de primera, de segunda, de tercera y de cuarta.

Se ve con la política de principado que nos aplica la camarilla de Samuel García.

Pero a la autoridad no le va a quedar de otra más que el racionamiento y ahí es donde la puerca tuerce el rabo, porque la pelota queda en la cancha de la ciudadanía… Una ciudadanía no muy consciente del tema ambiental ni del ahorro del vital líquido.

Pero como si estas calamidades fueran pocas, ayer elementos de Protección Civil de Santiago y del Estado, así como elementos de corporaciones de auxilio de municipio cercanos, soldados del Ejército Mexicano y empleados de la CONAFOR arrancaron el combate de un incendio en el Ejido Mauricios, a la altura de Las Adjuntas, en la zona serrana de ese municipio.

Es la primer conflagración de la temporada… y también un aterrador augurio de lo que nos puede deparar el verano.

Porque la peor de las noticias es que no se ven nubes negras por ningún lado…

Los únicos nubarrones (nada halagüeños) son la ausencia de ideas en los cerebros de Samuel García y su no compadre Luis Donaldo Colosio, a quienes el pueblo les paga por pensar en soluciones para emergencias como estas… y hace mucho que no se les ve chambeando.

@obedc
obedcampos@gmail.com