Después de dos días de combate por tierra y por aire, más de 310 brigadistas de distintas corporaciones de auxilio llevan 45 por ciento de control en el incendio forestal de la sierra de Santiago, a la altura de Las Adjuntas, el cual presuntamente fue provocado por la quema de basura de un lugareño que no ha sido ubicado; publicó MILENIO.

De acuerdo con la autoridad, hasta el momento, el siniestro ha devastado 90 hectáreas de vegetación, entre matorral bajo y hojarasca, y no se tiene el reporte de personas lesionadas.

Habitantes de la sierra se mostraron preocupados de que el fuego alcance la zona de pinos.

Protección Civil de Nuevo León informó que cuatro helicópteros, entre ellos una aeronave de Coahuila, han apoyado en las labores para sofocar el fuego, pese a que las condiciones climatológicas de este miércoles no han sido las óptimas, tras el registro de rachas de viento superiores a los 25 kilómetros por hora.

El cierre de caminos se da a tres kilómetros de la zona incendiada, sobre la vía que lleva a Matacanes, en donde se ha instalado un centro de control de Protección Civil, en el que se abastecen de agua los helibaldes gracias a una represa.

El alcalde de Santiago, David de la Peña, informó que las labores para sofocar el fuego se complicaron debido a las rachas de viento de 30 kilómetros por hora que se registraron en la zona del incendio forestal en Las Adjuntas, situación que obligó a las brigadas a salir por seguridad; señaló MILENIO.

En las labores participan Protección Civil Nacional, Comisión Nacional Forestal, Secretaría de la Defensa Nacional, Guardia Nacional, Fuerza Aérea Mexicana y Protección Civil Nuevo León. Además están elementos de la Brigada Fénix y Protección Civil de Santiago, Monterrey, Montemorelos, Allende, Salinas Victoria, Hidalgo, García, San Nicolás, Escobedo, General Terán, Pesquería y San Pedro, así como distintos voluntarios.