Los reportes de violencia familiar en Nuevo León se disparan durante el Clásico Regio, inclusive el doble si el juego culmina en empate.

Aldo Fasci Zuazua, secretario de Seguridad en el Estado, llamó a los aficionados a vivir un Clásico 127 en paz y sin episodios violentos.

Según el reporte de llamadas al 9-1-1, bajan un 2 por ciento si ganan; pero crecen un 3 por ciento si pierden, y hasta un 4 por ciento si se van a ceros.

«Hay juegos que llaman más a la pasión, y que llevan violencia no solo al estadio sino también a los hogares, y esto es un tema muy preocupante», expuso.

«Esperamos que baje… se exhorta a la gente que lo va a ver en casa a qué disfruten el juego y que no haya violencia en la familia. No se vale que por un juego de fútbol haya violencia contra la mujer, contra niños y contra nadie», puntualizó.

En los clásicos 124 y 123, el aumento fue muy superior. «Cuando empatan todavía es mayor el incremento», refirió.

Detalló que por violencia de género se reciben hasta alrededor de 400  llamadas, solamente el domingo por la noche.

De tal forma que el que haya 50 o 60 llamadas más por el fútbol, es muchísimo.

En la gráfica se aprecia que tras el Clásico 125, la línea de emergencia recibió 269 llamadas por violencia familiar, 14 por ciento arriba del promedio.