El día de hoy, el presidente Andrés Manuel López Obrador visitó la coquizadora de Tula, Hidalgo, en donde se informó que la construcción de la planta estará concluida en diciembre de 2023, con una inversión extra de 2 mil 500 millones de dólares.

A través de sus redes sociales, recordó que esta obra es una de tantas que quedó inconclusa en sexenios anteriores, sin embargo reiteró que ya se reinician los trabajos en la coquizadora en Tula, Hidalgo.

“¿Cuáles son los beneficios? Los equipos adquiridos inicialmente no se convertirán en chatarra y produciremos más gasolina y menos combustóleo, que es más rentable y menos contaminante”. Dijo en un video.

En el recorrido estuvo presente la secretaria de Energía, Rocío Nahle, quien aseguró: “Vamos a terminar en diciembre del 2023 y hay una inversión extra de 2,500 millones de dólares”.

El mandatario federal sostuvo que con esta planta coquizadora, México alcanzará la autosuficiencia energética, sin la necesidad de comprar en el extranjero y asegurando precios bajos de las gasolinas y diésel.

“Con esto vamos a asegurar la autosuficiencia en energéticos, gasolinas y diésel, no vamos a comprar en el extranjero ni gasolinas ni diésel y vamos a mantener bajos los precios de las gasolinas y el diésel”, sostuvo.

En la coquizadora de Tula se están generando 2,500 empleos directos actualmente y al cabo de la fecha de entrega se habrán creado 9,000 trabajos en total, informó Rocío Nahle.

A la visita a la planta acudió el gobernador de Hidalgo, Omar Fayad Meneses, y el director general de Petróleos Mexicanos, Octavio Romero Oropeza.