Activistas de Atenco señalaron su inconformidad contra el diputado del PAN, Gabriel Quadri, quien asegura está promoviendo amparos contra el decreto del Presidente López Obrador que declara como Área Protegida al lago de Texcoco.

El Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra (FPDT) le recordaron al legislador del PAN, que recibió un contrato por adjudicación directa en 2015, para ofrecer servicios de asesoría al Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México.

“El llamado de este tipo es inmoral, más aún porque se dice ser uno de los principales líderes en términos ambientales de la derecha, vemos el reflejo del político que utiliza su puesto en el poder para beneficiarse en forma particular. ¡Cómo se atreve a promover amparos para truncar una declaratoria que pretende recuperar y conservar un importante vaso regulador, cuando él es parte del problema originado en nuestra región?”, cuestionó Daniel Fonseca, integrante del FPDT.

Y es que aseguran que en septiembre de 2015, el Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México (GACM), quienes construían el cancelado nuevo Aeropuerto Internacional de México, otorgó mediante adjudicación directa un contrato de 450 mil pesos a Gabriel Quadri de la Torre, para brindar los “servicios de un profesionista especializado en temas de desarrollo, urbano, territorial y regional para el proyecto del nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México”.

Además, destacaron que la cancelación del NAIM, no solo fue para el polígono de más de 4 mil 500 hectáreas, sino que también implicó la cancelación de las obras complementarias que afectaron el territorio en la zona oriente del Valle de México.

“Se abrieron más de 200 bancos de material pétreo en la región, se desvió el flujo de 9 ríos, ¿qué proyecto conocemos en nuestro país desvía el flujo de 9 ríos, si bien están contaminados, como la gran mayoría de nuestro país, la gran prioridad debería ser conservarlas, no estar haciendo trasvases de agua”, dijo Daniel Fonseca.

“Y que alguien a estas alturas después de que nosotros si demostramos con ley en la mano las arbitrariedades que se cometieron, defienda la posibilidad de llevarlo a cabo nos deja muy claro que estamos frente a opinión desmesurada”, señalaron sobre Quadri.

“Personajes como este que se alquilan, pero que al mismo tiempo quieren participar del debate público, teniendo conflicto de interés por prestar servicios para un proyecto, cobrando sumas de dinero, hace muchísimo daño al debate público y a la claridad de la información que se merecería la opinión pública para poderse formar criterios”, finalizó.

Con información de Milenio