La frontera chica en los límites con Tamaulipas será «blindada».

El gobernador Samuel García Sepúlveda indicó que la zona contará con mayor presencia de Fuerza CivilGuardia Nacional y el Ejército Mexicano.

En Cerralvo, encabezará el arranque de obra de base militar y anunciará la construcción de un destacamento de Fuerza Civil.

Se contará con alrededor de 850 efectivos para operar en la zona.

«Es un cuartel de caballería motorizada: llegan 600 militares, con sus camionetas, alto calibre, helicópteros, a cuidar toda la frontera de Nuevo León con Tamaulipas«, 

«Además, el estado de Nuevo León a un lado va a hacer un destacamento de Fuerza Civil para otros 250 elementos».

Es de destacar que en total se continuarán 16 cuarteles para Fuerza Civil.

Entre ellos están seis entre los municipios de Anáhuac y China.

García Sepúlveda lamentó que esta región, teniendo recursos naturales como gas, viento y el agua de la Presa El Cuchillo, esté abandonada ante la presencia del crimen organizado.

«Queremos blindar la zona, que llevaba años olvidada, sin estado de derecho, donde entraba gente a delinquir y no había consecuencias».

También se buscará implementar proyectos culturales, de deporte y educación, como alternativas para prevenir que se enrolen con la delincuencia.