A partir de ahora, el acta de nacimiento de Edie deberá asentar en el apartado de sexo la leyenda NB, es decir no binario.

Edie Vincent Hibert Blue Galván Villarreal se convirtió en la primera persona reconocida legalmente como no binaria en Nuevo León, la segunda en México, tras años de lucha, debido a que supo cuál era su identidad de género desde que estaba en el jardín de niños; informó MILENIO.

“Se tiene esta creencia de que las personas trans decidimos serlo y pues la verdad es que nadie decide ser trans porque es muy difícil; tenemos mala calidad de vida, discriminación, transfobia, alta tasa de mortalidad por los crímenes de odio, entonces, no lo decidí; simplemente yo sabía que no era un hombre ni una mujer, desde que tengo memoria”.

En entrevista con MILENIO Digital, Edie detalló que ha tenido la fortuna de contar con una familia que la acepta como una persona no binaria y se convirtió en su red de apoyo, en una sociedad que sigue propagando discursos de odio.

“Afortunadamente tengo una red de apoyo muy grande: mi familia, mis amistades, mi pareja, y me da mucho gusto porque antes no me atrevía a usar color rosa, pintarme las uñas, usar maquillaje, usar vestido, porque sentía que me iban a invalidar y a decir: ‘¡ah! entonces no quieres ser Edie, entonces sigues siendo mujer porque te gusta usar cosas de mujer’ y no, porque las cosas no tienen género, la ropa no tiene género, el maquillaje tampoco, entonces ahora me siento en mucha más comodidad de ser yo, sin temor a que me invaliden, porque al final de cuentas esas cosas no tienen nada que ver con quién soy”.

A partir de ahora, el acta de nacimiento de Edie deberá asentar en el apartado de Datos de la Persona Registrada lo siguiente:

  • Nombre (s): Edie Vincent Hibert Blue
  • Primer apellido: Galván
  • Segundo apellido: Villarreal
  • Sexo: NB

Tras este cambio legal de identidad, Edie asegura que su vida cotidiana será más cómoda, pero sobre todo, busca abrir el camino a más personas con esta misma inquietud; destacó MILENIO.

“Yo empecé tratamiento hormonal hace siete meses, entonces tuve cambios en la voz, en las facciones, entonces para mí era muy incómodo que me llamaran del banco y no me creyeran que era yo porque ahí en mi identificación aparece, sexo biológico, hembra, género mujer y es muy incómodo que me escucharan con una voz estereotípicamente masculina, aunque yo no soy hombre, y no me creyeran que era yo.

“O iba a algún evento y me pedían mi INE y la veían y se quedaban cómo ¿sí eres tú? porque no parece, era muy incómodo estar batallando que si era yo, o no era yo, entonces ahora que ya voy a poder presentar mi INE con mi nombre o con mi género pues va a ser como más sencillo y con menos miradas de juicio,” comentó Edie.

Y es que ser parte de la comunidad LGBT le ha traído la experiencia de padecer comentarios de odio de personas que no respetan o no logran entender su identidad.

“Muchas personas se me han acercado con comentarios de odio y me dicen: ‘aunque quieras ser hombre nunca vas a serlo’; y es que no quiero ser hombre, así que gracias por validarme. O te dicen que biológicamente siempre vas a ser mujer y es como que yo estoy consciente de mis cromosomas, estoy consciente de mi sexo biológico”.

Edie asegura que no le interesa cambiar su sexo biológico, pero sí su identidad de género, término que no queda claro para muchas personas.

“Muchas veces creen que las personas trans no estamos conscientes de lo que tenemos entre las piernas o de nuestros cromosomas; claro que estamos conscientes, pero no nos interesa cambiar nuestro sexo biológico, porque sabemos que eso, al menos cromosómicamente hablando, es algo inmutable. Nosotros estamos hablando de la identidad de género y eso es algo muchísimo más completo, porque el género es algo biopsicosocial que todavía ni siquiera logramos entender al 100 por ciento; señaló MILENIO.

“A mí no me molesta que me quieran invalidar diciendo que siempre voy a ser hembra o diciendo que nunca voy a ser hombre porque sé que al final de cuentas no son ciertas, yo tengo claro quién soy, cuál es mi identidad de género, la tengo desde que tengo memoria, con o sin estereotipos yo sé quién soy”.