El Presidente dijo que «las mismas condiciones se aplicarán a todas las terminales de combustible que cuenten con los permisos para su operación».

El gobierno de México respetará los permisos de importación de combustible de empresas como Exxon, Valero, Koch, Shell y Tesoro, aseguró el presidente Andrés Manuel López Obrador, luego de su reunión con John Kerry, enviado especial para el Clima de Estados Unidos; informó MILENIO.

«Se respetarán permisos de importación que se entregaron a cinco petroleras para introducir combustible, esto fue en el sexenio anterior, bajo condiciones de precios justos y legalidad, es decir, no vender huachicol ni hacer contrabando, estas son las empresas: Exxon, Valero, Shell, Tesoro y Koch», expresó.

El Presidente envió el año pasado a la Cámara de Diputados la iniciativa de reforma eléctrica, con la cual se buscará garantizar el suministro de energía «a precios justos» y sin que existan aumentos por la inflación; señaló MILENIO.

«Ayer estuvimos con el señor Kerry, el embajador, con empresarios, se les explicó el por qué de esta iniciativa y al parecer pues se sintieron atendidos y satisfechos porque no es cierto que la iniciativa tenga que ver con promover las energías sucias, no es cierto que no nos importe producir energía solar, eólica, energía con agua en las hidroeléctricas», aseguró.
Durante la conferencia matutina, el López Obrador dijo que en los cinco puntos que se acordaron durante la reunión con John Kerry y un grupo de empresarios, se les dio a conocer que «las mimas condiciones se aplicarán a todas las terminales de combustible que cuenten con los permisos para su operación».

Refirió que inicialmente se retirarán las denuncias y se levantarán las clausuras existentes como gesto de buena voluntad; sin embargo, si existen actos de reincidencia vinculados al huachicol, causa de la clausura de algunas terminales, así como por el contrabando, «se aplicarán sanciones penales, incluida la revocación del permiso».

Además, en los casos que se hayan construido terminales sin permisos de las autoridades mexicanas, sólo podrán ofrecerse como opción que Pemex, previo avalúo y en caso de necesidad, adquiera dichas instalaciones; publicó MILENIO.