Nuevo León prohibió fogatas y carnes asadas en el Parque Nacional Cumbres.

Como parte de las acciones para evitar incendios forestales, el gobernador Samuel García Sepúlveda emitió un decreto en el que prohíbe cualquier actividad que involucre fuego, el cual representa un riesgo para las zonas boscosas.

Al arrancar el desazolve de la presa de La Boca, y minutos después de supervisar las labores de combate de un incendio en la Sierra de Santiago que suma nueve días de actividad y más de 2 mil hectáreas afectadas, el mandatario estatal advirtió que habrá cárcel para quienes violen la normativa.

Acompañado de David de la Peña, alcalde de Santiago, dijo, que los paseantes bien pueden llevarse lonches o algún otro alimento.

«Prohibido fogatas, prohibidos carnes asadas», subrayó.

«Hay que cuidar nuestra sierra, no se vale que por un ignorante que prende una fogata, estuvimos una semana, gastamos millones de pesos, pusimos 400 rescatistas en peligro, por una persona irresponsable e ignorante».

«Lleven mejor otro alimento, lleven lonche», puntualizó.

A manera de ejemplo, refirió que los militares en lugar de atender temas de seguridad, estuvieron combatiendo el siniestro.

Adelantó que habrá retenes en la entrada de la sierra para decomisar cerillos, encendedores, cigarros, carbón y en general todo producto flamable.

«Es necesario porque ya no aguantamos ni un incendio más… van a haber retenes en todas las entradas de la sierra, ya está el decreto firmado y publicado».

«Vamos a confiscar cualquier artículo flamable: cerrillos, encendedor, cigarros, carbón, leña».

«Ya en Santiago, pregúntenle al alcalde, ya no aguantamos ningún incendio más en la sierra», agregó.

Es de destacar que quienes ocasionen un incendio forestal pueden recibir penas de hasta diez años de prisión.

La Secretaría de Medio Ambiente ha presentado al menos dos denuncias penales por esta causa.