Aunque la Presa Libertad aún está en construcción, Nuevo León podrá aprovechar desde ya el caudal del Río El Potosí.

El gobernador Samuel García Sepúlveda informó que tras la instrucción del presidente Andrés Manuel López Obrador de declarar la obra proyecto presidencial, se acelerarán los trabajos al triple y comenzarán a hacer uso del afluente que abastecerá el embalse.

En los próximos días, dijo, realizarán adecuaciones para conectarlo al acueducto Cerro Prieto, el cual abastece de agua potable al área metropolitana de Monterrey.

«Logramos con Conagua que Agua y Drenaje consuma los derechos de agua del Río Potosí, de la Presa Libertad«, resaltó.

«Aunque la presa va retrasada, el agua de ese río ya es de Agua y Drenaje«.

«Desde hoy el agua de ese río con fuertes y grandes inversiones las vamos a conectar al acueducto que viene de Cerro Prieto y toda esa agua va a venir a dar a la ciudad de Monterrey para seguir abasteciendo el consumo humano», puntualizó.

Si bien se prevén fuertes inversiones para ello, al momento no están cuantificada.

Por otro lado, la Comisión Nacional del Agua acelerará los permisos y trabajos pendientes en cuanto a la infraestructura de la cortina en tres frentes.

«La Presa Libertad adquiere ya un estatus de proyecto presidencial, por decir prioritario, y eso nos va a ayudar mucho con agilizar todos los trámites, pagos, burocracia, que se requiere para terminarla en año que entra».

«Le pedimos respetuosamente a todas las autoridades involucradas, Energía, Semarnat, Profepa, que como proyecto prioritario saquen todos los trámites a la brevedad».

«Y obviamente a Hacienda que mande el dinero a la brevedad porque queremos terminar el proyecto el año que entra, esto por un motivo, captar el agua de lluvia del verano del 2023″.

Cuestionado al respecto sobre las inversiones para la conexión, Juan Ignacio Barragán, director de AyD, indicó que irán saliendo sobre la marcha.

De manera adicional, la Conagua cedió a Agua y Drenaje 33 pozos caducos que se dejaron de trabajar o ya no se explotaron por particulares, y con los que se podrán tener 12 millones de metros cúbicos más de agua al año.

Durante los siguientes cuatro meses se utilizará alrededor de un metro cúbico para el abasto de agua potable.

«Ahí vienen los calorones, ahí viene Semana Santa; todas estas inversiones, toda esta recuperación de pozos de privados a gobierno, no van a servir de nada si no cuidamos el consumo; de nada va a servir todo este esfuerzo de inversión si no cuidamos el consumo».

Es de destacar que se tiene separado un avión para, una vez que existan las condiciones meteorológicas, bombardear las nubes y propiciar la lluvia, específicamente en el área de la Presa de La Boca.