Samuel García presentó el Plan Estatal Económico y los incentivos que ello conlleva para incrementar la inversión y empleos en la entidad.

Luego de sostener una reunión con miembros de la Confederación de Cámaras de Industriales (Concamin), el gobernador de Nuevo León, Samuel García Sepúlveda, reconoció el trabajo que se ha realizado con los empresarios; publicó MILENIO.

En el diálogo, el mandatario estatal aprovechó para presentar el Plan Estatal Económico y los incentivos que ello conlleva para incrementar la inversión y empleos en la entidad.

“En apenas seis meses hemos tenido grandes retos, yo nunca me los imaginé, pero nos toca salir adelante y la verdad es que tanto con los industriales, con Caintra, con otras Cámaras, de Comercio, de las sociedad civil organizada, todos traen la camisa bien puesta, todos estamos viendo cómo nos ayudamos.

“Para nosotros fue una bocanada de aire que este martes la industria amistosamente propuso que el 26 por ciento de sus pozos iban a pasar a consumo potable, que además están convencidos de que juntos podemos arreglar el tema del medio ambiente”, dijo.

Detalló que dicho plan consiste en la asignación de Crédito a la Palabra para iniciar un emprendimiento de 0 a 25 mil pesos por un monto de 200 millones de pesos; Equipamiento para consolidar tu empresa de 25 mil a 100 mil pesos por un monto de 300 millones de pesos; y Nuevo Impulso para fortalecer la PyME de 100 mil a 5 millones de pesos por un monto de 2 mil 300 millones de pesos, para un total de 2 mil 800 millones de pesos en programas de crédito y el impulso de las pequeñas y medianas empresas.

Además de asesoría y capacitación a PyMES; Emprendimiento; Cadena de Valor local; Atracción de Inversión y Atención a mujeres empresarias.

“No quisimos llamarle programa de reactivación porque Nuevo León nunca se detuvo, en cifras el estado rompió récords.

“Rompimos récord de empleo, de creación de empleo de formalidad, de impuestos federales, de impuestos de comercio exterior, de inversión extranjera directa, tenemos ya 11 años en primer lugar y este año subimos 9 por ciento.

“Más que una reactivación realmente estamos impulsando un programa de relanzamiento post-covid, qué podemos hacer, qué podemos aprender de estos dos años del covid, qué enseñanza nos dejó y qué puede hacer el gobierno para que en lugar de estorbar agilice, facilite y multiplique una industria que es nuestro orgullo nacional”, refirió.

Sin embargo, reconoció que dado el panorama global que se vive, el estado enfrentará cuestiones de precios energéticos que van a subir y de inflación de algunas cadenas de suministros afectadas por los chips; informó MILENIO.

“La premisa es que más que verlos como problemas pueden ser áreas de oportunidad si logramos aquí en Nuevo León ser más federalistas, ser más autónomos, apostarle a las energías renovables y generar un buen paquete de sustitución de importaciones para pasar de la manufactura a una verdadera cadena de valor en los insumos de Nuevo León”, concluyó.