¿Y las mujeres desaparecidas, Samuel, cuándo aparecerán?

COLUMNAS MONTERREY

TRASCENDIÓ (Milenio)

Que el miércoles hubo un cisma en la bancada de Movimiento Ciudadano en el Congreso local, provocado principalmente por la postura que sus integrantes asumieron en la votación para declarar las peleas de gallos y la tauromaquia como patrimonio cultural del estado.

Aritméticamente, la fracción se partió en dos y por un lado se ubicaron los legisladores Eduardo Gaona, Carlos Rodríguez, Guadalupe Guidi y Norma Benítez, que votaron a favor de la reforma; y por el otro, Sandra Pámanes, Iraís Reyes, Brenda Sánchez y Tabita Ortiz, que la rechazaron.

La ruptura llegó a tal grado que las opositoras a la norma intensificaron sus reclamos para que Gaona sea removido como coordinador de la fracción. Y mientras los diputados naranja dirimían sus problemas, desde el palco Carlos de la Fuente, líder de la bancada del PAN, y Heriberto Treviño, del PRI, solo observaban.

M. A. KIAVELO (El Norte)

1.- POR cierto que, por si no fuera suficiente con enfrentar la ola de incendios en medio de la crisis por agua, ahora resulta que Alejandro Zúñiga, director de Bomberos de Nuevo León, tiene que lidiar con oootro broncón…

2.- Y ES el hecho de que en el área metropolitana de Monterrey hay más de 70 mil baldíos en condiciones bastante sucias y que son potenciales zonas de incendios, un problema que los Alcaldes no han podido atacar. ¡Aguas!…

PROTÁGORAS (El Horizonte)

¡Uuuyyy!, al parecer al que se le está cayendo el teatrito es al abogado del «Bronco», Miguel Zárate, porque resulta que el licenciado tuvo la osadía de andar presumiendo a los cuatro vientos que el tenía influencias en la actual administración estatal de Samuel García…

Tan valiente se sintió Zárate que dijo que como él había sido en algún momento maestro en clase de Samuel, que iba a poder influir en él, y que incluso también era socio de un subsecretario de la Secretaría de Gobierno…

Con esas «palancas», Zárate empezó a prometer impunidad a sus clientes, que van desde el exgobernador «Bronco», hasta la esposa, suegra y varios exfuncionarios del anterior gobierno…

Peeeeero con lo que no contaba el Lic. Zárate era que lo desmintieran, y pa´ pronto el que ya sacó una carta fue el aludido subsecretario de Asuntos Jurídicos y Participación Ciudadana de la Secretaría General de Gobierno, Juan Isidoro Luna, diciendo que no tiene nada que ver, que no tiene ninguna relación con este señor y señalando que no puede usar su nombre para esos tráficos de influencias…

Total, al defensor del «Bronco» ya lo están exhibiendo de que no tiene ninguna influencia y que es una total falsedad lo que está prometiendo a quienes están en la mira de las autoridades, a los cuales, por cierto, les está cobrando una buena lanita por sus jurisperitos servicios… ¡Soooopas!

CERRO DE LA GRILLA (Red Crucero)

SE ECHARON PATRÁS Y VIENDO el mega ridículo que ello entrañaba, siempre sí tendrá su audiencia el PRImo Heliodoro en la ridícula denuncia de abuso de poder.

El Gabi García, abogado del ex desGobernador se va a papear porque Pedro Bello anda embarrado en el asunto, a menos que ayer mismo hubiese mandado pagar la indemnización a la Ecovía.

O que CEMEX, en plan de ayudar a su muchacho invente un truco para salvarlo de la quema, recuerde usted que la cementera lideraba a los empresarios y líderes obreros metidos en la Ecovía.

Va a ser todo un espectáculo a menos claro, que reduzcan todo a mera notificación… Ya veremos, ya diremos.

REDES DE PODER (Reporte Índigo)

Quien ahora parece andar muy activo es Eduardo Garza Ruiz, director de la Unidad de Investigación de la Auditoría Superior del Estado, citando a José Alejandro Reyna Aguilar, exdirector del Instituto Estatal de la Juventud (Injuve), aunque lo cierto es que también lo tendría que hacer con otros casos en los que también hay elementos.

Garza Ruíz ha concentrado todo su trabajo en Reyna Aguilar, y no es que esté mal que se indague, pero por las formas deja muchas dudas de que pudiera tratarse de algo personal, o bien, recibió alguna línea.

Resulta inexplicable que Garza Ruiz ni siquiera haya solicitado comparecencias por las irregularidades de las cuentas públicas de Osvaldo Robles en su primera etapa en el Canal 28, durante la administración de Jaime Rodríguez; hoy, por cierto, sigue al frente de esta televisora pública.

Y si el funcionario de la Auditoría no quiere batallar en buscar datos de prueba, puede acudir a la Contraloría del Estado, quien tiene información relevante de las regularidades en el manejo de recursos públicos durante la gestión de Robles.

Veremos cuáles son las siguientes investigaciones o denuncias que emprenda Garza Ruíz, y quizá valga la pena que no se concentre en un solo funcionario, porque podría tomarse como algo personal contra Reyna Aguilar.

EN VOZ BAJA (El Porvenir)

Aunque se lo tenían muy calladito, la presunta desaparición de mujeres »en cadena» las últimas semanas enciende los focos rojos.

Sobre todo, de quienes creían ser casos únicos y que al paso de los días se han dado cuenta que no es así, sino tooodo lo contrario.

Y, que aparejado a las desapariciones y reportes, las presuntas búsquedas oficiales, para variar, siguen dando palos de ciego.

Tan grave y delicado es el asunto, que más de dos ya pararon las antenas, pues encima de los hechos delictivos, ahora agregue esto.

Por lo que familiares de las mujeres desaparecidas recientemente, no de organismos ya existentes, preparan un frente común para hacerla de tos.

LOS INFILTRADOS (ABC)

Miguel Zárate, quien ahora encabeza la defensa del ex gobernador Jaime Heliodoro “N”. fue balconeado en una mentira al afirmar que tenía palancas para sacar al Bronco del penal y que librara todas las acusaciones.

Por los pasillos del Poder Judicial el abogado presumía que esas palancas se debían a que Juan Isidoro Luna, Subsecretario de Asuntos Jurídicos y Participación Ciudadana de la Secretaría General de Gobierno, era su socio, pero el funcionario ya se desligó de él en una carta pública.

Dicen Los Infiltrados que a base de esas mentiras y otras mañas, Zárate buscaba cobrar una fortuna prometiendo a varios de sus clientes, entre ellos miembros del gabinete del exgobernador, la suegra, la esposa, proveedores, entre otros servidores públicos que con él aseguraban impunidad.