De acuerdo con los reportes, una niña llevó en su mochila una botella de margarita José Cuervo y les dio de beber a los demás niños

Niños de un kinder bebieron accidentalmente tequila durante la hora del receso, algunos de ellos señalaron que se sentían mareados.

De acuerdo con los reportes, una niña llevó en su mochila una botella de margarita José Cuervo y les dio de beber a sus compañeros.

Estos creyeron que se trataba de jugo; sin embargo, momentos después comenzaron a sentirse mareados.

La madre de una niña declaró que su hija tomó cuatro o cinco sorbos de la bebida y aseguró que la menor que llevó la botella sabía que era una bebida alcohólica.

A pesar de ello, los padres de los menores no culpan a la niña que llevó la bebida sino a sus padres y al personas de la escuela por permitir que esto ocurriera.

Una de las mamás dijo que los padres de la menor debieron enseñarle que esa bebida no es para niños.

Por su parte el jardín de niños indicó que los profesores llamaron a los servicios de control de intoxicaciones cuando se enteraron que los menores habían bebido alcohol.

Aseguraron que como escuela tratan de vigilar todo lo que los estudiantes hacen pero no es posible.

También concluyó que es una situación muy desafortunada que las bebidas para adultos puedan confundirse fácilmente con otras.

Cabe señalar que los hechos ocurrieron en la ciudad de Livonia en Michigan, Estados Unidos.