Aunque desde el mes de diciembre de 2021 una de las principales estrategias para incorporar agua a la red de distribución en el área metropolitana de Monterrey es la de extraer el vital líquido de pozos, a la fecha esta acción tiene solo 16.09 por ciento de avance; publicó MILENIO.

Esto debido a que el agua actual que se tiene de los pozos es de 543 litros por segundo y a que el agua a incorporar de los mismos es de 3 mil 374 litros por segundo.

Sin embargo, de acuerdo con Juan Ignacio Barragán Villarreal, director de Servicios de Agua y Drenaje de Monterrey (AyD), el avance que se tiene, en lo general, en la incorporación de pozos es del 40 por ciento. Mientras que la proyección, dijo el funcionario, es que para el mes de agosto exista 100 por ciento.

“Pensamos que, digamos, para el mes de julio tener incorporados casi la totalidad de los pozos. Ahorita traemos un avance físico del 40 por ciento, todavía no se nota mucho el avance en el abastecimiento de agua, porque a muchos pozos les falta un por ciento de avance”, comentó.

Para visualizar esta diferencia entre los porcentajes, las cifras que presentó el funcionario son muy claras, de 132 pozos en total a incorporar, solo 19 están en operación; es decir, el 14.39 por ciento.

Siendo los pozos profundos los que están más lejos de ser una realidad, con cero de seis en operación. Según las gráficas oficiales, dentro de esta estrategia se incluyen 22 pozos en la Macroplaza, 30 de rehabilitación de pozos existentes, 50 de perforación de nuevos pozos, 6 pozos profundos y 24 pozos privados.

El desglose 

En general, con base en los datos aportados por la autoridad, de los 132 pozos proyectados, los 132 cuentan con los estudios geofísicos, pero solo 119 con el sondeo exploratorio.

Luego la cifra baja de 132 a 104 en lo referente a la perforación; disminuye a 51 en lo relativo a los que disponen de un equipamiento y se reduce a 19 a los que están en operación.

En este aspecto, a la fecha los pozos de la Macroplaza son los que tienen un mayor avance, dado que de 22 iniciales, 14 están en operación, con un aporte de 318 litros por segundo, de 750 proyectados; lo que equivale a 42.4 por ciento.

Por su parte, de los 30 pozos existentes que se encuentran en proceso de rehabilitación, solo uno cuenta con equipamiento y está en operación, con 60 litros por segundo, de 574, es decir, el 10.45 por ciento.

En algunos de estos casos, explicó el director de Agua y Drenaje, lo que falta para que entren en operación es “la instalación de medidores y la instalación de corriente eléctrica”.

En cuanto a la perforación de nuevos pozos el panorama actual es muy similar, dado que de los 50 previstos, solo 28 se han perforado, 18 de ellos equipados, y solo 2 en operación, con una aportación de 120 litros por segundo, de los 750 que se espera de ellos, el 16 por ciento.

Como se mencionó al inicio, los pozos profundos son los de menor avance, dado que solo cuentan con los estudios geofísicos y les falta el sondeo exploratorio, la perforación, el equipamiento y la operación, por ello se cuenta con cero litros por segundo en este apartado; de 750, el cero por ciento.

Por último, de los 24 pozos privados, 10 están equipados y 2 en operación, con un añadido a la red de 45 litros por segundo, de 550, es decir, el 8.18 por ciento en lo referente al agua a incorporar.

“Entre abril, mayo y junio vamos a tener un incremento muy fuerte en esta dotación de agua por parte de los nuevos pozos. Aun con la totalidad de los no vamos a lograr abatir el déficit de 4 metros cúbicos de las presas (Cerro Prieto y La Boca).
“Por eso es importante tener buenas lluvias que nos permitan prolongar las vidas de las presas, las lluvias de estos días están lejos de ser lluvias que nos llenen las presas”, puntualizó Barragán Villarreal.

Imagen portada: MILENIO