Mario Escobar, padre de Debanhi, acudió a la Comisión de Derechos Humanos de Nuevo León (CEDHNL) para presentar una queja por la investigación en la desaparición y muerte de su hija, con lo que se amplían la indagatoria que se abrió por oficio; señaló MILENIO.

La presienta del órgano, Olga Susana Méndez Arellano, informó que tanto para el caso de Debanhi como para el de María Fernanda, abrieron una queja de oficio, para aclarar la actuación de instituciones públicas, por lo que ha solicitado datos a la Fiscalía General del Estado.

«En cuanto tengamos la información vamos a estar en posibilidad de determinar si existe alguna violación de derechos humanos, si existe alguna revictimización y que esto se aclare o se determinen las responsabilidades que procedan», dijo Méndez Arellano en entrevista para MILENIO Televisión.

Además, la funcionaria destacó que en el caso de Maria Fernanda, sus familiares señalaron que «no se actuó la diligencia debida». En el de Debanhi, la queja de Mario Escobar «amplía los hechos por los cuales se tomó de oficio la queja, señalaba en principio que había confiado y se tardaron 13 días en su localización; que aparentemente había unas omisiones de la fiscalía».

La titular de la CEDHNL aseguró que ofrecieron apoyo psicológico al padre de Debanhi. «Entendemos que en este momento no va aceptar, pero está ahí presente siempre la contención psicológica que requiera»; informó MILENIO.

«Tenemos que analizar como comisión el protocolo de búsqueda y localización de Debanhi y analizar cada una de las obligaciones que correspondan a la fiscalía, como a la Comisión Nacional de Búsqueda, cómo establece el protocolo que deben de realizar esa localización esa búsqueda como se hizo y determinar alguna posible omisión de las autoridades», agregó.