Ante la falta de lluvias y el desabasto de agua en Nuevo León por la sequíaAgua y Drenaje de Monterrey reducirá la presión todos los días entre 18:00 y 06:00 en el estado.

El director de la dependencia, Juan Ignacio Barragán Villarreal, aseveró que esta medida se estaría llevando a cabo hasta el mes de agosto.

Indicó que actualmente el 17 por ciento de los usuarios de la zona norponiente se estaban quedando hasta cuatro días sin agua por la lejanía o altura en que se encuentran.

Con la implementación de esta medida toda esa zona ya no tendrá problemas debido a que serán menos los días en que se quedarán sin el suministro.

Aunque el servicio no será suspendido en su totalidad, debido a la falta de presión, se prevé que diversos sectores se queden sin servicio de agua. Ante tal situación, la afectación sería para el 50 por ciento de la población, es decir 2 millones de personas aproximadamente.

«La situación es insostenible para la zona noreste de la Ciudad, estamos conscientes y le pedimos a la ciudadanía solidaridad para quienes estén batallando y la carga se va tener que repartir entre todos los ciudadanos.

«No tenemos alternativa más que recalibrar el programa, se va bajar la presión de 6 de la tarde a 6 de la mañana, es un tema de solidaridad comunitaria y tenemos que repartir los efectos de la crisis», recalcó.

Con este recalibraje del programa se estará ayudando a la zona norponiente que abarcan municipios de San Nicolás, Escobedo, García, parte de Monterrey, Salinas Victoria y Ciénega de Flores.

Además, el programa de Agua para todos, en el que la zona metropolitana fue dividida en siete y un día a la semana se quedan sin servicio de agua, continuará.

Para las zonas más vulnerables, Barragán Villarreal aseguró que estarán brindando servicio de agua en 120 pipas de manera gratuita.

Asimismo se instalarán 89 cisternas comunitarias de 10 metros cúbicos en las zonas más vulnerables, zonas irregulares o ubicadas en las partes muy altas.

Lo anterior, dijo el funcionario estatal, para garantizar el consumo humano ya que serán lugares en el que el servicio quedará suspendido.

Aseveró que actualmente cuentan con 220 tanques, de los cuales muchos fueron construidos desde hace ya varios años, pero tendrán que recomponerlos y eso les llevará de uno a dos años. También prevén la instalación de cinco tanques adicionales, además de mejorar el sistema de bombeo.