Con el objetivo de garantizar el agua hasta el 2050, el Gobierno del Estado presentó un «plan maestro» de acciones a realizar a mediano y largo plazo.

Durante la rueda de prensa de este domingo, el mandatario estatal Samuel García Sepúlveda, aseguró que para el mes de agosto quedará regularizado el suministro, a tal grado de ya no tener que hacer cortes en los hogares de Nuevo León.

El ejecutivo manifestó que en la actualidad se cuenta con un déficit en la entidad preocupante debido a que para satisfacer a toda la población se necesitan 16 mil litros de agua por segundo, de los cuales solo hay 13 mil.

«La meta es que en agosto podamos volver a la distribución normal, incluso sin llover tanto, con que llueva algo, esto no vuelve a pasar en el Estado, ni a ustedes ni a sus hijos ni a sus nietos», dijo.

«La ciudad necesita 16 mil litros y hoy tenemos disponible solamente 13 mil, es decir hay un déficit de un 12 o 15 por ciento, para tener toda el agua que necesita la ciudad, sobre todo la gente de Nuevo León, el agua potable», comentó.

Dentro de las acciones que tuvieron que realizar como primera fase fue la rehabilitación de 100 pozos, así como la reparación de fugas, la implementación de la nueva tarifa para incentivar ahorro; instalación de reductores en las escuelas y edificios de Gobierno, el plan de recortes, las donaciones del sector agrícola y el convenio con la IP para cesión de pozos.

Otras de las medidas que implementarán será la construcción de 132 pozos someros de baja profundidad, parecidos a los que se montaron en Parque Fundidora y La Macroplaza, así como la conexión de 20 pozos profundos que darán 2 m3 por segundo.

García Sepúlveda señaló que el proyecto de la Presa Libertad va bien encaminado y contemplan terminarla para el 2023 con una inversión superior a los 7 mil millones de pesos.

Contarán con un equipo de modulación de presión el cual tendrá un sistema de administración inteligente que ayudará al ahorro del agua, a reparar fugas y automatizar los procesos.

Detalló que invertirán 2 mil millones de pesos para la construcción de plantas tratadoras de aguas y reforzar el reciclaje, con esto obtendrían 2m3 por segundo, así como la recuperación de caudales agrícolas donde gastarán 150 millones de pesos para captar 1.5 m3 por segundo.