La publicación del decreto se hizo con el propósito de contrarrestar la tendencia inflacionaria, pues en abril de 2022, la inflación general anual fue de 7.68 por ciento.

El gobierno federal publicó el decreto en el que se exenta el pago de arancel de importación a productos clasificados en 66 fracciones arancelarias que forman parte de la canasta básica e insumos, con el propósito de contrarrestar la tendencia inflacionaria.

De acuerdo con lo publicado en el Diario Oficial de la Federación (DOF), estos productos son los siguientes: 

  • aceite de maíz, 
  • arroz, 
  • atún, 
  • carne de cerdo, 
  • carne de pollo, 
  • carne de res, 
  • cebolla, 
  • chile jalapeño, 
  • rijol, 
  • harina de maíz, 
  • harina de trigo, 
  • huevo, 
  • jabón de tocador, 
  • jitomate, 
  • leche, 
  • limón, 
  • maíz blanco, 
  • manzana, 
  • naranja, 
  • pan de caja, 
  • papa, 
  • pasta para sopa, 
  • sardina, 
  • sorgo, 
  • trigo y 
  • zanahoria.

El establecimiento de las medidas previstas en el decreto no releva a los importadores de la obligación de cumplir con todas las regulaciones restricciones no arancelarias de las mercancías, así como con las características de calidad y eficacia necesarias para proteger la vida y la seguridad de todas las personas, particularmente, las aplicables en el ámbito fitosanitario y zoosanitario.

La descripción de las mercancías es la siguiente:

  • Carne de animales de las especies ovina o caprina, fresca, refrigerada o congelada, o caprina, fresca, refrigerada o congelada.
  • Carne de animales de la especie porcina, fresca, refrigerada o congelada.
  • Carne y despojos comestibles, de aves de la partida 01.05, frescos, refrigerados o congelados.
  • Sardina (Sardina pilchardus, Sardinops spp.), sardinelas (Sardinella spp.) y espadines (Sprattus sprattus).
  • Atunes (del género Thunnus), listados o bonitos de vientre rayado (Euthynnus (Katsuwonus) pelamis).
  • Leche y nata (crema), sin concentrar, sin adición de azúcar ni otro edulcorante.
  • Huevos de ave con cáscara (cascarón), frescos, conservados o cocidos.
  • Papas (patatas) frescas o refrigeradas.
  • Tomates frescos o refrigerados.
  • Cebollas y chalotes.
  • Zanahorias y nabos.
  • Papas (patatas).
  • Cebollas.
  • Frijoles (porotos, alubias, judías, fréjoles) comunes (Phaseolus vulgaris).
  • Naranjas.
  • Limones (Citrus limon, Citrus limonum) y limas (Citrus aurantifolia, Citrus latifolia).
  • Manzanas.
  • Pimienta del género Piper;
  • Trigo y morcajo (tranquillón).
  • Maíz blanco (harinero).
  • Arroz
  • Harina de trigo o de morcajo (tranquillón).
  • Harina de maíz
  • Pastas alimenticias, incluso cocidas o rellenas (de carne u otras sustancias) o preparadas de otra forma, tales como espaguetis, fideos, macarrones, tallarines, lasañas, ñoquis, ravioles, canelones; cuscús, incluso preparado
  • Pan tostado y productos similares tostados.
  • Tomates enteros o en trozos.
  • Jabón de tocador (incluso los medicinales).

Es de recordar que la semana pasada, el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) informó que en abril de 2022, el Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) registró un aumento de 0.54 por ciento respecto al mes anterior; con este resultado, la inflación general anual fue de 7.68 por ciento, la más alta desde enero de 2001.

Imagen portada: Cuartoscuro