La Presa Cerro Prieto tendrá un mes más de extracción, informó el gobernador Samuel García Sepúlveda.

Al presentar ante alumnos del TEC de Monterrey su Plan Maestro de Agua en Nuevo León hasta 2050; el mandatario estatal reveló que la Comisión Nacional del Agua aprobó a la entidad utilizar el vaso un poco más.

Con ello, se podrán extraer 5 millones de metros cúbicos adicionales a lo permitido inicialmente.

«Hoy en la mañana logramos que Conagua autorizara que la Cerro Prieto, que ya estaba legalmente topada y que nada más le quedaba una semana de extracción, nos la ampliarán un mes más», resaltó.

«Es decir, esta semana vamos a ganar un mes más de agua, hasta mediados de junio». A esto, dijo, se suman las lluvias que se pronostican a partir de este fin de semana y que se distribuirán en cinco días, además de las precipitaciones de junio.

«Se prevé que este fin de semana venga mucha lluvia y lo bueno es que viene, se podría decir, repartida en cinco días», refirió.

Destacó que si bien, en mayo llovió por debajo del promedio, el panorama para el próximo mes es más alentador.

«El pronóstico de mayo es muy malo, pero junio, con unos cambios meteorológicos de la Niña y el Niño es muy probable que llueva el promedio y ahí si llueve el promedio las presas van a tener un respiro», agregó.

En posterior entrevista, Juan Ignacio Barragán, director de Agua y Drenaje de Monterrey, explicó que solicitaron a la Conagua la posibilidad de seguir extrayendo, lo cual les fue permitido.

«Ellos lo han estado analizado, es un tema complicado porque tienen que tomar en cuenta factores ambientales, factores de flora y fauna, pero recordemos que la prioridad número uno es el derecho humano al agua«, dijo.

«Es la segunda ocasión que se autoriza, porque el Gobierno federal está considerando esto como una emergencia importante, y priorizando el derecho humano al agua.

«Bajaríamos hasta cinco millones (de metros cúbicos), debemos de andar en 11.5 millones, entonces nos permitirían sacarle, digamos, 6.5 millones; bajaríamos hasta cinco millones de metros cúbicos», indicó.

Es de destacar que para preservar el ecosistema la presa debería mantenerse en 20 millones de metros cúbicos, cantidad que se redujo primero a 10 millones de metros cúbicos y ahora a 5 millones ante la crisis hídrica que enfrenta Nuevo León.

Para aprovechar las condiciones meteorológicas, se repetirá también el procedimiento de bombardeo de nubes.

«Para llenar presas y para apagar incendios esto es ideal, el sábado tenemos listo ya dos aviones para la lluvia del domingo», señaló.