Los rojinegros se impusieron 5-4 en el marcador global y se instaló en duelo por el título

Cuando parecía que el Estadio Universitario sería testigo de una noche histórica donde los Tigres harían una remontada memorable, un penal a los 100 minutos cobrado por Aldo Rocha mató la esperanza de los Incomparables para hacer el 4-2, y con el 5-4 en el global, el Atlas aseguró su ligar en la Final donde buscarán el bicampeonato; señaló MILENIO.

En encuentro que tuvo dramatismo, polémica y muchas emociones, los auriazules estuvieron a nada de hacer una épica que quedaría escrito en los récords de la Liga MX, pero un penal sobre Aldo Rocha en tiempo de compensación aniquiló las aspiraciones nicolaítas.

A pesar de una gran actuación de André-Pierre Gignac, quien hizo hasta lo imposible con tal de lograr la remontada al anotar un ‘hat-trick’, el conjunto auriazul se quedó a nada de callar bocas.

Desde antes del silbatazo inicial, los Incomparables hicieron su trabajo al alentar y con la fe intacta de que se podía lograr la hazaña.

Incluso, ya en las acciones del encuentro, a los 11 minutos, Jesús Ángulo mandó un servicio al área donde Guido Pizarro se hizo presente con un cabezazo que pasó por un costado del marco defendido por Camilo Vargas.

Sin embargo, el conjunto tapatío sufrió una sensible baja a los 17’, y es que Emanuel Aguilera abandonó el terreno de juego por una lesión y en su lugar ingresó Gaddi Aguirre.

Transcurrían los segundos, y poco a poco se fue apagando ‘El Volcán’, y tuvo que venir ‘Dedé’ con un potente tiro libre directo, donde Vargas ahogó el grito de gol con una salvada con los puños.

Antes de irse al descanso, Julián Quiñones hizo el primer tanto de la noche, en lo que parecía el último clavo en el ataúd en las esperanzas norteñas; resaltó MILENIO.

Para la parte complementaria, André-Pierre Gignac hizo hasta lo imposible con tal de levantar a los asistentes y a los 49’ sacó una potente volea pero el guardameta colombiano le negó el tanto con una estirada.

Dos minutos más tarde, la alegría volvió al inmueble regio, y es que Hugo Nervo cometió una falta sobre el artillero francés por lo que el silbante César Ramos Palazuelos señaló la pena máxima y el máximo goleador nicolaíta hizo efectivo el penal para soñar con la remontada.

A los 59’ Luis Quiñones mandó un centro por el sector de la derecha y Gignac apareció con una volea para hacer el 4-2 global, momentáneamente.

El Estadio Universitario se convirtió en una sucursal del manicomio, donde los Incomparables jugaron su papel y de nueva cuenta a los 71’ el VAR jugo su papel.

Y es que Anderson Santamaría cometió una falta dentro del área sobre Nicolás López, aunque en un principio marcó simulación.

De nueva cuenta, André-Pierre Gignac cobró de manera perfecta el tiro penal para firmar su hat trick y así estar a un gol del ansiado cuarto gol.

A los 81’ Igor Lichnovsky se convirtió en el héroe silencioso y es que después de una serie de rebotes en el área chica, el zaguero andino remató con la testa que hizo que el Universitario se cayera de la emoción

Sin embargo, en tiempo de compensación, le cometen un penal a Aldo Rocha, y fue el mismo capitán quien cobró la pena máxima para el 4-2, y lo que significó en el pase a la Final; informó MILENIO.

Ahora el Atlas está a la espera de su rival en la última instancia, ya sea el América o el Pachuca.

Imagen: Imago7 | MILENIO