Durante su comparecencia en el Congreso de Nuevo León, Juan Ignacio Barragán detalló algunos aspectos y pronósticos sobre el suministro a la población.

Ante los cuestionamientos de los diputados del PAN y PRI sobre el suministro de agua en Nuevo León, el director de Agua y Drenaje de Monterrey (AyD), Juan Ignacio Barragán, afirmó que, si la naturaleza lo permite, en septiembre de este año habrá servicio en todos los hogares las 24 horas y, de no presentarse lluvias, el suministro de agua normalizado llegaría hasta diciembre, informó MILENIO.

En su comparecencia ante el Pleno del Congreso de Nuevo León, que duró más de una hora y en la que recibió duros cuestionamientos del PAN, PRI, Morena, PVEM y PT, Barragán manifestó que las previsiones climatológicas refieren que para junio de 2022 habrá buenas precipitaciones pare recargar la presa de La Boca, aunque en julio y agosto, las dificultades hídricas irán ascendiendo.

“Para el mes de septiembre se esperan lluvias dentro de lo normal, que tengamos aproximadamente 190 milímetros de precipitación en la cuenca de la región citrícola, si tenemos esa precipitación, que es el promedio histórico, con el cual estamos planeando, en el mes de septiembre estaríamos recargando suficiente la presa Cerro Prieto para poder suspender este programa, si no tenemos esas precipitaciones y si la naturaleza sigue sin apoyarnos como estado, tendremos que prolongar este programa hasta que estén prolongados estos pozos profundos, sería a partir del mes de diciembre”, dijo Barragán en respuesta al PAN.

El titular de la paraestatal dijo que este programa, que suministra el vital líquido, de 4:00 a 10:00 horas, estará hasta vigente hasta el verano del 2022 y en septiembre podría concluir “si la naturaliza resuelve problemas, precipitación”.

Añadió que, si en Nuevo León se presenta una situación de “milagro” como un huracán, “el programa concluiría antes, pero esto lo definirá la naturaleza”.

En la actualidad, dijo Barragán, el programa nuevo está teniendo una efectividad del 97 por ciento y el 3 por ciento restante se trata de 61 colonias de García, Escobedo, El Carmen, Salinas Victoria, Ciénega de Flores y parte de San Nicolás de las Garza, que tienen zonas muy elevadas o alejadas.

El nuevo programa, expuso Barragán, fue una idea de los alcaldes de Escobedo, García y San Nicolás, quienes le manifestaron la problemática a la paraestatal y ésta llevo la propuesta al Consejo de Administración de AyD, quedando aprobado por unanimidad de los alcaldes; señaló MILENIO.

Cuestionado por Javier Caballero, del PRI, en el sentido de las tarifas que aumentó el Consejo de Administración de AyD, Barragán expuso que no harán modificaciones a las tarifas ni extenderán prorrogas a la Industria Privada (IP).

“El tema de la tarifa fue asunto que tenía dos finalidades, en materia de saneamiento el 56 por ciento de la población no se ve afectado y sí están respondiendo a la tarifa y del 45 por ciento, sí está ahorrando, un 5 por ciento está pagando 10 a 15 por ciento más y un 25 por ciento está usando más y por eso se estableció los mil 800 reductores y 180 y 200 reductores”, apuntó.

Luego, Sandra Pámanes, vicecoordinadora de MC, solicitó a la Presidencia del Congreso que respetara lo aprobado, en el sentido de que los diputados hicieran solo una pregunta, al tiempo que acusó a Ivonne Álvarez de coartar su libertad de expresión.

En respuesta, Álvarez refutó a Pámanes que su petición estaba fuera de lugar porque los diputados tuvieron un tiempo establecido para hacer las preguntas o comentarios que ellos eligieran dentro de lo otorgado.

Al seguir con la comparecencia, Brenda Sánchez, de MC, cuestionó a Barragán sobre quiénes fueron los que convocaron y aprobaron el que los usuarios domésticos y la población en general tuvieran agua solo seis horas.

“Hemos tenido reuniones previas con la Comisión (Nacional del Agua) donde hemos estado informando de esto, quiero comentar que lo que nos llevó a la aplicación de esta de estos nuevos horarios primero fue la solicitud presentada por tres municipios en lo particular que fue Escobedo y García, que estaba afectando de una manera desproporcionada a sus ciudadanos y esto no era por un final de cimiento,

“Entonces, el agua llegaba, adicionalmente hay muchísimo el calor y la demanda aumenta, el año pasado 16 metros cúbicos por segundo, podemos proporcionar de manera sustentable mil 500, entonces esas dos situaciones son los que nos llevaron a esta decisión, insisto, fue una petición de los municipios que están siendo más afectados”, justificó el funcionario.

Héctor García, de MC, aseguró que hay 60 pozos someros en parques del municipio de Guadalupe, por lo que propuso dar la dirección a AyD para que ésta los sume al suministro de agua.

Raúl Lozano, del PVEM, cuestionó a Barragán sobre el daño ecológico que sufrió la Macroplaza por los pozos someros y lo que hizo la pasada administración en términos hídricos; reportó MILENIO.

El director de la paraestatal respondió que los pozos no dieron el volumen que se había anunciado y que ellos lo habían recibido en proceso… nada productivo.

“La obra era un mugrero y le puedo decir (Raúl) que me siento apenado por la comunidad, de haber recibido esas obras que eran realmente un mugrero en cuanto a su ejecución e hicimos lo posible por mitigar el problema ambiental, se logró salvar la mayor parte de los árboles que estaban siendo lastimados por estos trabajos, no estamos satisfechos, pero de los árboles que estaban afectados se salvó uno”, aseguró.

Barragán instruyó a hacer obras de calidad en los pozos someros y dijo que hay 300 litros por segundo debajo de la Macroplaza, pero la administración anterior había prometido que habría 700 litros por segundo.

Añadió que tienen 160 mil tomas clandestinas en la periferia de Monterrey.

Sobre el segundo acueducto de El Cuchillo, dijo que el proyecto ejecutivo puede tardar unos tres meses y elaborarlo, una vez que haya recurso para tal, quedaría listo en un plazo de dos años.

Propone MC potenciar ciencia y tecnología para asegurar abasto de agua en Nuevo León

Para hacerle frente a la crisis del agua que vive Nuevo León, el diputado de Movimiento Ciudadano, Héctor García, presentó una iniciativa para potenciar la ciencia y la investigación, a fin de desarrollar nuevas prácticas y tecnologías que aseguren el abasto del vital líquido.

De acuerdo al legislador, la urgencia de soluciones a este problema ha potenciado la investigación y el uso de tecnología, con lo que se advierte la necesidad de contar con un presupuesto específico que cubra estas nuevas necesidades.

García planteó la modificación a la Ley de Agua Potable y Saneamiento para el Estado de Nuevo León, así como el objeto del Instituto del Agua del Estado, a fin de que se establezcan como causa de utilidad pública el desarrollar nuevas prácticas y tecnologías que contribuyan al diseño, proyecto, mejoramiento, construcción, operación, conservación, mantenimiento, ampliación y rehabilitación de las obras destinadas a la prestación de servicios públicos de agua potable, drenaje sanitario y saneamiento; resaltó MILENIO.

«No puede ser posible que un estado como Nuevo León, que siempre se ha caracterizado por ser punta de lanza, no cuente con la infraestructura y no haya diseñado prácticas a raíz de la investigación e innovación para la captación de agua, reciclaje y reutilización,

«Debemos estar más y mejor preparados, primero, para solucionar esta problemática actual, y segundo, para que una vez solucionado esto no vuelva a suceder. De ahí la importancia de contar con un presupuesto específico para esta área, así como la permisibilidad de poder llevar a cabo las acciones necesarias», dijo García.