Tras permanecer suspendido por una megafuga en el Acueducto de la Presa El Cuchillo, el suministro de agua potable se normalizará a partir de este martes.

En rueda de prensa Nuevo León InformaJuan Ignacio Barragán, director de la paraestatal, dio a conocer la reactivación del sistema de bombeo, y por la tarde noche comenzaría el llenado de tanques.

Aun sin certeza en el horario, se prevé que el servicio se reanude por la madrugada.

Horas más tarde, el gobernador Samuel García Sepúlveda, acudió al lugar para supervisar los trabajos.

«Ya mañana martes se restablece el programa de Agua Para Todos, si llueve y se mejora la Presa de La Boca y Cerro Prieto, pues podemos ya dar mas agua a toda la Ciudad», aseveró el mandatario estatal.

Barragán detalló que ya operaban tres bombas, se incorporaría una más y al final del día la quinta.

Sin embargo, era «un proceso largo, lento y delicado».

Lo anterior toda vez que de dar mucha presión a la tubería se registraría una explosión.

«La expectativa es que para hoy en la noche (ayer) ya tengamos recuperado la mayor parte de El Cuchillo y que el día de mañana (hoy) se normalice la situación.

«Estaremos buscando regresar a un horario de 4:00 a 12:00, no lo puedo asegurar, vamos a tener lo más posible, quizá vaya a ser de 4:00 a 10:00, de 4:00 a 9:00», explicó.

Es de destacar que la fuga fue de 700 litros por segundo, equivalente a llenar una alberca olímpica en dos segundos.

La totalidad del agua, dijo, se reintegró al embalse por los arroyos que conectan con este.

Durante el resto del día se llevaron pipas a las colonias de los siete municipios que presentan falta del vital líquido.