Diputados locales buscan que se indague la oposición de Fernando Elizondo Barragán al proyecto para traer agua del río Pánuco a NL

Luego de que la plataforma MILENIO-Multimedios publicara este lunes que el ex candidato a gobernador en 2015, Fernando Elizondo Barragán, fue uno de los principales opositores al proyecto Monterrey VI, diputados locales pidieron que se investigue su probable participación en un conflicto de intereses; destaca MILENIO.

Waldo Fernández, de Morena, dijo que el estado debe crear una Comisión Especial Investigadora para que determine si Elizondo incurrió en una irregularidad con su rechazo al proyecto que traería agua a Nuevo León ante un posible escenario de sequía.

“Tienen que salir a decir cuáles fueron los factores que tomaron para que no avanzara el Monterrey VI.

“Hubo una acción liderada por don Fernando (Elizondo) donde decía que no era viable y me tocó luchar con esa pugna y contra la inercia de que no había necesidad de tener más agua; habría que ver si (Elizondo) estuvo dentro del gobierno, porque formó parte, y habría que tener una Comisión Investigadora que determine si hubo conflicto de interés o cuáles fueron (los personajes) que decidieron que no hubiera Monterrey VI o simplemente fue una metida de pata monumental”, apuntó el diputado de Morena.

Carlos de la Fuente, del PAN, dijo que el gobierno del estado debe iniciar una investigación contra Elizondo y todos los que se opusieron a Monterrey VI, con el fin de conocer las verdaderas razones por las que pidieron tumbar el proyecto viable.

“El propio estado debería investigar a todos los que se opusieron y saber por qué se opusieron y conocer cuál fue la razón. Saber realmente por qué se opusieron, no quisiera mal pensar, debe haber una investigación independiente, somos políticos, que no vaya a haber conflicto de interés”, denunció De la Fuente.

Javier Caballero, del PRI, dijo que a los que de alguna manera impidieron esos proyectos, la ciudadanía se encargará de juzgarlos en poco tiempo.

“Hoy nuestra obligación es enfocarnos en soluciones de corto, mediano y largo plazos. Ya no hay tiempo para experimentar, ni para equivocarnos.

“Desde hace tiempo, expertos y conocedores del tema habían mencionado la necesidad de la promoción de grandes obras que le dieran certeza al abastecimiento de agua de Monterrey y el estado. La ciudadanía no quiere culpas y está harta de excusas, lo que la ciudadanía de Nuevo León exige son soluciones”, dijo Caballero.

En su edición de este lunes, la plataforma MILENIO-Multimedios dio a conocer que Fernando Elizondo aseguró en 2015 que vio “mensajes divinos” para oponerse a Monterrey VI, pues aseguró que cada que se mencionaba la posibilidad de una sequía en la entidad, caía más agua desde “el cielo”, esto a pesar de que el acueducto estaba proyectado para garantizar el consumo del líquido en el área metropolitana por 50 años.

El 16 de marzo de 2015, el entonces precandidato de MC a la gubernatura estatal consideró como un “mensaje divino” que las autoridades de Nuevo León desfogaran las presas ante las lluvias registradas, por lo que consideró que Monterrey VI era un proyecto hidráulico innecesario.

“Yo lo veo casi como un mensaje divino, cada vez que nos dicen que nos va a faltar, nos mandan más agua del cielo y más y más, como diciendo: ‘A ver si ya se convencen de que no se necesita más agua’. Yo he estudiado el tema desde el punto de vista técnico y estoy convencido de que es un proyecto innecesario, mal sustentado y opaco”, dijo en esa ocasión el ex candidato a la gubernatura en 2015.

“Hay datos muy sólidos que indican que no es necesario con la urgencia que se le pretende implementar. No es necesario ahorita. Si se necesita, es en años, y si se necesitara una fuente mayor, no es ésa la solución”, agregó en ese momento Elizondo Barragán.

Por su parte, Eduardo Gaona, diputado de Movimiento Ciudadano, señaló que “Monterrey VI se canceló por presiones de legisladores de oposición y por los de sociedad civil y por la gente porque iba a salir carísimo; había un sobrecosto”.

Imagen portada: MILENIO