Un día después de que los transportistas hicieron un madruguete con el aumento unilateral de los pasajes, los ciudadanos se enfrentan a diferentes tarifas, que van desde los 10 hasta los 17 pesos

La página oficial del Gobierno de Nuevo León borró un tuit donde amenazaba a los empresarios transportistas de quitarles las rutas por saltarse las trancas: “Vamos a ser muy claros: no se va aprobar ningún aumento a la tarifa del camión, hoy está en 12 pesos y se queda en 12 pesos. Y de una vez les aviso que a los transportistas que se brinquen la tranca y cobren un centavo más, les vamos a quitar las rutas. Avisados”.

El mensaje, sin embargo, fue retirado y la postura agresiva del gobierno de Samuel García fue suavizada por la posibilidad de una requisa.

Sigue el caos con los cobros en las rutas de transporte

El caos con las tarifas de camión permaneció un día después de que el gobierno del estado amagara con sacar de circulación a las rutas de transporte que cobraran pasajes fuera de lo aprobado.

En un recorrido hecho por la plataforma MILENIO-Multimedios por calles y avenidas del centro de Monterrey, se constató que las rutas camioneras cobraban lo que querían, pues mientras unas publicaban su tarifa en efectivo en los 10 pesos -por debajo de los 12 pesos permitidos para pago en efectivo-, otras cobraban hasta los 17 pesos. Fue el caso de la Ruta 42 Realito, la cual anunciaba en su parabrisas un cobro de 10 pesos; el detalle, como se pudo comprobar, es que estas unidades no cuentan con clima y no abren las ventanas pese al calor, están sucias, las unidades son viejas y los choferes circulan a exceso de velocidad, de acuerdo con diversos testimonios.

Esta ruta recorre desde Guadalupe hasta el centro de Monterrey, y no forma parte de una empresa, por lo que no puede invertir mucho en las unidades. Tampoco cuentan con sistema de tarjeta Feria.

Otras líneas en similares condiciones son la San Ángel, 105 y la 124. Por el contrario, rutas como la 1, la 67 y la 20 mantuvieron el cobro normal de los 12 pesos. En cambio, la 2, 117 Abastos, 172 Cometas-Centro, 185 Valle Real, la 70, la 13, el 101 Ébanos, Sierra Ventana, y el Ruta 31, estaban cobrando los 15 pesos que la Comisión de Tarifas aprobó el martes pasado, pero que el Instituto de Movilidad y Accesibilidad (IMA) rechazó.

Existen casos como la 400, que van hacia Santa Catarina y García, la cual cobró este jueves 17 pesos, es decir, cinco pesos más de la tarifa permitida en efectivo. A pesar de esta anormalidad, en una parada sobre la avenida Díaz Ordaz y 1 de Mayo, en Santa Catarina, ciudadanos que utilizan dicho camión señalaron que desde 2019 les cobran tarifa de camión suburbano -17 pesos- aunque el recorrido de la ruta es por municipios metropolitanos como García, Santa Catarina, San Pedro y Monterrey.

En el caso específico de la Ruta 400, los inconformes señalaron que el servicio que ofrecen no es para cobrar 17 pesos, pues no todas las unidades están climatizadas. Esta línea de camiones, perteneciente a la empresa Transportes Progreso, está amparada desde 2019, por lo que hizo el cambio en la tarifa, pese a no tener la autorización del gobierno del estado.

En el recorrido se detectó que hubo rutas como la 223 San Francisco y la Estanzuela, las cuales de plano no tenían anunciado el cobro. Al respecto, los usuarios recriminaron a los empresarios transportistas que estén cobrando lo que quieran y pidieron a las autoridades.

«Está mal (que estén cobrando lo que quieran), no está autorizado. ¿Cómo se van a poner a cobrar una cosa que no está autorizada? En primer lugar, ameritan multa, y en segundo lugar, que les cancelen la concesión. A mí no me han bajado de ninguna unidad por no pagar los 15 pesos, pago con Feria, pero ha habido gente que está adelante de mí y les dicen ‘¡Son 15!’», refirió un ciudadano.