Por Obed Campos

El 16 de febrero pasado di a conocer los negocios que hacen la Síndico Primera de San Nicolás, la panista Linda Felicidad Villarreal Cantú y la diputada, también del PAN, Amparo Lilia Olivares Castañeda como proveedoras de aquel municipio, en el cual un tal Daniel Carrillo Martínez está sentado en la silla del alcalde, pero el que manda es otro…

Porque al menos acá en Nuevo León todo el mundo está enterado que quien realmente mangonea y exprime el municipio de San Nicolás es el nazi de petatiux Zeferino “Pelo Fino” Salgado.

Las panistas Villarreal Cantú y Olivares Castañeda han hecho fortuna comercializando artículos con las siglas “SN” (San Nicolás, para no iniciados) ahora que el municipio le quitó a San Pedro el título de “La Joya de la Corona” de los panistas.

Las dos mujeres le venden a San Nicolás gorras, camisetas, sudaderas, calcetines, tenis y otras prendas supuestamente deportivas que son movidos y promovidos en las redes por diputada Olivares y comercializadas en páginas como las de Facebook, ah, pero con las dos letras “SN”.

Y todo estaría bien, porque venderle productos a algún municipio, gobierno o entidad, no tiene nada de malo, pero este próspero negocio es financiado con fondos de los llamados “de gestoría” que salen de la bancada del PAN en el Congreso, y están más oscuros que los fondos del arroyo del Topo Chico en su parte canalizada en San Nico. Claro que los diputados se voltean para otro lado y nunca dan cuenta de qué le hacen a ese billetón, porque a ellos la virgen les habla.

Como dije, en febrero denuncié en un texto esta operación, pero las dos damas nada más se rieron y presumieron a sus allegados que a ellas les iban a hacer lo que el aire a Juárez y pues…

Por eso el título de “Dos mujeres, un desvío en San Nicolás”.

INFECTADO E IRRESPONSABLE

Juan Ignacio Barragán Villarreal es todo un arquitecto pero de la indolencia. Resulta que el director de Agua y Drenaje de Monterrey no completa con la crisis por la falta de agua que aqueja a todo Nuevo León, sino que se comporta de manera irresponsable.

La semana pasada Barragán Villarreal fue dictaminado como enfermo de Covid-19 y pese a eso no detuvo sus actividades sociales ni guardó la sana distancia siquiera.

¿Se querrá ganar algún título heroico?

@obedc
obed@scriptamty.com